A pocas horas de haberse conocido el fallecimiento del exintendente de la ciudad de Santa Fe, Marcelo Álvarez, la causa Inundación, que se tramita en los tribunales de Santa Fe, volvió a tener un nuevo paso en el dilatado proceso judicial que lleva quince años en la Justicia provincial.

La flamante novedad se debe a que un tribunal pluripersonal de la Cámara de Apelaciones compuesto por los jueces Alejandro Tizón, Fernando Gentile Bersano y Bruno Netri, declararon inadmisible el recurso interpuesto por la defensa del exintendente, Pablo Guastavino, para que la causa prescriba.

El pasado lunes, en horas del mediodía, el tribunal de alzada rechazó la medida solicitada por Guastavino y determinó que el juez Silva dicte sentencia en torno al caso a días de cumplirse un nuevo aniversario, el número 15.

• LEER MÁS: A 14 años del día en que el Salado entró a la ciudad

El fallo de los camaristas fue en sintonía con lo acordado por los jueces de la Corte Suprema de Justicia, que el pasado 1 de agosto de 2017 no resolvieron si la causa estaba prescripta, pero sí determinaron que el expediente vuelva al tribunal de origen -el de Silva- y que sea ese magistrado quien resuelva si la causa está prescripta. En caso de que no prescriba, deberá dictar sentencia para los exfuncionarios procesados en la causa.

Aquel fallo de la Corte sostuvo en ese entonces que "debe tenerse en cuenta que luego de tantos años de tramitación, por fin la causa se encuentra próxima a ser resuelta, toda vez que según surge de los autos principales, se corrió traslado a las partes para que formularan conclusiones, luego de lo cual quedaría el proceso en condiciones de que se dicte sentencia, oportunidad en la que el juez de grado podrá y deberá pronunciarse sobre el planteo de prescripción de acción penal".

Como ese fallo volvió a primera instancia, la defensa de Álvarez resolvió apelar la medida en la Cámara de Apelaciones y por ello el proceso nuevamente se dilató hasta el pasado lunes cuando el tribunal de jueces camaristas confirmó no hacer lugar a la petición de la defensa.

En este sentido, Tizón, Gentile Bersano y Netry destacaron que la intención de la defensa "consistió en la renovación de una actividad procedimental cuya viabilidad ya ha sido expresamente rechazada por la Corte Suprema de Justicia".

• LEER MÁS: Inundación: la Corte ordenó que el juez de primera instancia defina si la causa prescribe

"El decreto que se pretende impugnar no hizo más que acatar o cumplir lo ordenado por la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, razón por la cual la vía aquí intentada no es idónea para lo pretendido por la defensa", indicó el fallo emitido desde la Cámara de Apelaciones.

Las heridas del Salado que no cierran

La denominada "causa Inundación" investiga la muerte directa de 18 personas y tenía procesado al exintendente de Santa Fe, Marcelo Álvarez, el cual falleció el pasado lunes en el hospital José María Cullen producto de un infarto severo.

Quienes también se encuentran procesados son dos exfuncionarios, Edgardo Berli que se desempeñó como director provincial de Hidráulica y Ricardo Fratti, a cargo del Ministerio de Obras Públicas. Ambos fueron imputados por la fiscal Mariela Jiménez por el delito de estrago culposo.

La causa comenzó en relación a la responsabilidad que tuvieron los exfuncionarios el 29 de abril, cuando el río Salado ingresó por una obra que había sido inaugurada, inconclusa, en la zona de Circunvalación Oeste y provocó el mayor desastre hídrico que se registró en la capital provincial.