Un subsuelo de tribunales con remeras que llevaban la cara de Brian Gaete y una joven mujer sentada en el banquillo de los acusados fue la postal de dejó la mañana del lunes en el Palacio de Justicia de Santa Fe.

Es que dos años después de haber sido asesinado Gaete, de 19 años, de una puñalada en la espalda, la única imputada en la causa, Belén Alexis Salas (27), comenzó a ser juzgada ante un tribunal pluripersonal de jueces, compuesto por Jorge Patrizi (presidente), Eduardo Pocoví y Octavio Silva.

El debate tuvo su inicio con el alegato de los fiscales del caso, Cristina Ferraro y Jorge Nessier, los cuales solicitaron una pena de 20 años de prisión efectiva para Salas. En la misma línea, la querella del caso, cargo de Federico Lombardi y Agustín Robinau, del Centro de Asistencia Judicial (CAJ), pidieron la misma condena para la imputada.

Por su parte, las abogadas defensoras de Salas, Hilda América Knaeblein y Claudia Burgos, rechazaron los pedidos de los fiscales y abogados querellantes tras considerar que a lo largo del debate se comprobará que su defendida no actuó con dolo homicida.

"No existió dolo en Belén", dijo Burgos y agregó que la muerte de Gaete se dio en medio de un clima de violencia que existía previamente en el barrio. "No hubo preparación del acto y así lo demostraremos", afirmó la letrada.

"No fue una gladiadora que salió a buscar a sus presas, sino una persona que salió desesperada por sus sobrinos", explicó la abogada defensora en su alegato de apertura de juicio.

Salas llegó al juicio bajo la medida cautelar de prisión preventiva. La joven fue detenida días después del sórdido episodio por el cual perdió la vida Gaete, luego de ser apuñalado en la intersección de Diez de Andino y Edmundo Rosas, en zona de Cabaña Leiva, tras una gresca generalizada protagonizada por familiares de la imputada y de la propia víctima.

Dicho episodio ocurrió cerca de las 18 del 1 de junio de 2016, y por el mismo resultaron heridos Brian Gaete y su padre, Víctor. Este último logró sobrevivir y ser el testigo clave que impulsa la Fiscalía y querella en el juicio que comenzó este lunes.

"Tratamos de que sea una condena razonable para ella y que se investigue un poquito más ya que quedaron muchas cosas pendientes", dijo al respecto el propio Víctor Gaete, en una rueda de prensa organizada en el subsuelo de tribunales.

Vestido con una remera blanca que llevaba una foto de su hijo acompañada por la frase "Justicia por Brian Gaete", el hombre que será testigo en el juicio también refirió que el homicidio se hubiera podido evitar con acción policial.

"Si la policía hubiese hecho algo, no hubiese pasado lo que pasó y creo que hoy en día lo tendría a mi hijo a mi lado", explicó Gaete. "Yo había hecho dos denuncias anteriormente y el día antes a lo de mi hijo y nunca tuvimos apoyo de la policía", culpó el testigo a los miembros de la Subcomisaría 18ª.

Consultado si el hecho había ocurrido por una presunta "guerra entre familias", Gaete indicó que todo surgió a raíz de una pelea entre adolescentes. "Se habían peleado los chicos a golpe de puño, nada más. Ellos amenazaron con armas y yo hice las denuncias correspondientes", aclaró.

"Después ellos quisieron que yo retire la denuncia. Entraron a mi casa, golpearon a mi mujer, a mis hijos, a un yerno. También me rompieron elementos dentro de mi propiedad y la policía nunca hizo nada, nos dejó de lado. Después de la condena voy a seguir los pasos sobre por qué la policía no hizo nada", acotó Gaete.

"Es más, el ministro de Seguridad pidió tres teléfonos nuestros diciendo que nos iba a llamar e iba a tener una reunión con nosotros, pero jamás me llamó", concluyó Gaete.

Primera mujer

Belén Alexis Salas quedará marcada en la historia penal de la jurisdicción Santa Fe tras ser la primera mujer que es acusada en un juicio oral desde que se puso en vigencia el nuevo Código Procesal Penal en la provincia de Santa Fe en febrero del 2014.

La misma nació el 8 de febrero de 1991 y al momento de los hechos cursaba el segundo año de la carrera de Trabajo Social. Actualmente permanece detenida en la Unidad N° 4 de Mujeres de Santa Fe capital a la espera del veredicto del tribunal de jueces.