Santa Fe

Su ex pareja la dio por muerta y la salvó su hija de doce años

El hombre tenía restricciones y denuncias por violencia desde el 2018. La víctima es una santafesina que tiene 27 años y tres hijos.

Lunes 01 de Noviembre de 2021

Este miércoles por la tarde Juan José B., ex pareja de una mujer de 27 años y padre de dos de sus tres hijos, fue hasta su casa en el barrio José Hernández de la ciudad de San Lorenzo: la golpeó brutalmente hasta darla por muerta y luego la envolvió en una sábana y la dejó debajo de la cama. Toda la escena fue observada por la hija de 12 años de la mujer que también fue golpeada por su ex padrastro.

La niña esperó a que el agresor saliera de la casa de Pedriel al 600. Luego sacó como pudo a su madre de debajo del mueble, en donde yacía en medio de convulsiones. La mujer está en su casa y en contacto permanente con Fiscalía, a cargo de Juan Ledesma, y está aterrorizada.

La historia brutal que dio a conocer La Capital terminó con la mujer internada y comenzó la mañana del mismo miércoles. El domingo, mientras la mujer estaba en la casa donde fue agredida, la que comparte con sus tres hijos de dos, seis y doce años y con su abuela de noventa años, contó lo sucedido.

Ella trabaja en una empresa de limpieza y desde el viernes, que salió de su internación en el Hospital Granaderos a Caballo, de San Lorenzo, ha buscado ayuda hasta debajo de las piedras. “Estoy sola con mis hijos, mi familia vive lejos. Por suerte estoy viva”, dijo.

La mujer contó: “El miércoles a la mañana este tipo pasó por mi casa para buscar unas chapas y se llevó mi moto. A la tarde, cuando volví de trabajar, fui a buscarla. Él vive en Fray Luis Beltrán y cuando llegué a la casa estaba con una mujer. Yo no dije nada y me fui. Serían las 18 o 18.30. No discutimos ni nada, me fui”.

Un rato después Juan José B., que tiene orden de restricción a la vivienda de San Lorenzo y denuncias por violencia de género de parte de la víctima desde el 2018, llegó hasta la casa de la mujer. “Entró por un costado y empezó a pegarme. Primero con un velador, en la cara y la cabeza, y después golpes y patadas. Cuando caí me pisó con un zapato tipo botín que usa. Mientras me pegaba y mis chicos lloraban entró mi nena más grande y lo quiso sacar de encima pegándole una piña en la espalda. Es rechiquita y el tipo la empujó contra el inodoro del baño, se golpeó. Entonces la nena esperó un ratito hasta que él se fuera y ella me sacó de debajo de la cama”.

A la mujer el relato se le confunde y lo completa con lo que le contó su hija. “Ella vio que yo estaba debajo de la cama y envuelta en una sábana y temblando. Me movía mal, es que estaba en convulsiones por los golpes de la cabeza, ella me sacó y llamó a vecinos y me internaron en el hospital y salí el jueves”, dijo.

El viernes la mujer fue a denunciar los hechos en la secretaría de Violencia de Género municipal y a Fiscalía. El fiscal le dijo que los hijos debían denunciar y la víctima hizo una consulta con una psicóloga en el municipio. Luego del informe a Fiscalía, según contó Maru, la fiscalía actuó de manera urgente. Juan Ledesma, fiscal en turno, sostuvo que “se están realizando medidas para dar con el paradero de B. y los teléfonos están abiertos con la víctima, ante cualquier problema estarán allí los móviles policiales”.

“Él venía a ver a los chicos pero nos amenazaba constantemente. Es más, cuando estuve internada fue al hospital no sé a qué, calculo que para ver si estaba muerta. Ahora estoy muy asustada y hace tres noches que no duermo, puede venir y no sé que puede pasar”. El infierno de esta mujer está allí, detrás de su puerta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario