El juez penal de la ciudad de Vera, Nicolás Muse Chemes, presentó su renuncia ante la Corte Suprema de Justicia a raíz de que inició sus tramites jubilatorios del Poder Judicial de la provincia de Santa Fe. La presentación de dicha renuncia fue realizada la semana pasada y tendrá que ser analizada por el máximo tribunal de Justicia.

El magistrado, que se desempeñaba como juez de Sentencia en lo Penal de los tribunales de Vera, cobró fama el 16 de febrero del 2016 por haber absuelto en esa fecha a nueve personas, que fueron juzgadas como promotoras de la prostitución infantil en fiestas "vale todo", organizadas en la vivienda de la exempleada judicial, Nilda Emilia Clementina Sánchez.

Aquel fallo fue revocado un año después por un tribunal de segunda instancia de la Cámara de Apelaciones de Santa Fe, que estuvo conformado por los jueces Carlos Renna, Sebastián Creus y Martha Feijoó. Los mismos condenaron a Bibi Sánchez y a otros ocho hombres que participaron de una especie de orgía con menores de edad.

Muse Chemes, también fue puesto bajo la lupa en 2011, cuando también absolvió a un hombre acusado de abusar sexualmente de una de sus hijas desde los 13 hasta los 19 años. Aquel fallo, que se ganó criticas de múltiples sectores y movimientos sociales, en 2012 terminó siendo confirmado por un tribunal de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Vera.

Por otro lado, al magistrado también le rechazaron el pliego en la Asamblea Legislativa luego de intentar concursar como juez de la Cámara de Apelaciones de Vera y así continuar su carrera como magistrado de alzada.