Un barretero, identificado como I.A.C., deberá compensar económicamente a tres personas a las que les robó entre 2016 y 2018 en tres barrios de la ciudad de Santa Fe. La medida fue dispuesta por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Héctor Candioti, en el marco de una audiencia llevada a cabo en los Tribunales de Santa Fe entre la fiscal del caso, Rosana Peresín, y el abogado del Servicio Público de la Defensa Penal, Lisandro Aguirre.

El dictamen del magistrado hizo lugar al acuerdo llevado a cabo entre las partes y otorgó, mediante el criterio de oportunidad, que el imputado de 37 años le entregue una suma de dinero a las víctimas de los hechos.

Por tal razón, la fiscal Peresín otorgó el pasado miércoles, en las oficinas del Ministerio Público de la Acusación, un total de 2.000 pesos a cada uno de los damnificados, luego de que el imputado venda un auto que tenía en su poder, informaron fuentes del caso.

En distintas zonas

Los hechos por los cuales se llegó al criterio de oportunidad tuvieron lugar en tres barrios de la ciudad de Santa Fe. El primero ocurrió el 13 de noviembre de 2016, en horas de la madrugada en Facundo Zuviría y Pedro Díaz Colodrero.

En ese entonces, el acusado forzó la puerta de un automóvil y sustrajo los elementos que había dentro. Minutos después, terminó aprehendido por personal de seguridad privada de la zona que lo observó por medio de las cámaras de seguridad.

Un año después, el 27 de noviembre de 2017, en horas de la tarde, el imputado rompió el ventilete de un vehículo en la zona de barrio Mariano Comas y sustrajo una pinza del interior.

Por último, el pasado 18 de marzo, junto con otro muchacho, en Pasaje Echeverría y Castelli rompieron el vidrio de un vehículo y robaron diversos elementos que llevaba el automóvil dentro.

Para la fiscal Peresín, "el monto que pagó el imputado es razonable para reparar el daño causado a cada una de las personas que sufrió los hechos". En tanto, sostuvo que la medida adoptada "es una herramienta que nos brinda el nuevo sistema procesal penal y requiere del expreso consentimiento de las víctimas".