Judiciales
Domingo 17 de Septiembre de 2017

Un abogado santafesino fue condenado por vínculos con una red de narcotráfico

La justicia federal de Formosa lo sentenció a ocho años de prisión por haber "financiado" una organización que traficaba, junto con otras cinco personas, marihuana de Paraguay hacia Río Negro y la república de Chile.

Tras tres años de iniciarse la causa, la justicia federal de Formosa condenó a un abogado santafesino por haber financiado una organización, con vínculos en distintas localidades del país, abocada a la venta de marihuana camuflada en carbón vegetal.

La sentencia estuvo a cargo del tribunal de jueces formoseños compuesto por Ramón González, Eduardo Belforte y Juan Manuel Iglesias, quienes dictaron penas de entre seis y diez años para seis integrantes, varios de ellos santafesinos, por haber formado parte de una banda que transportaba marihuana desde Paraguay y la trasladaba hacia el sur del país y también la república de Chile.

La causa, instruida por la fiscal federal formoseña, Marisa Vázquez, fue iniciada por agentes de Gendarmería Nacional y terminó desbaratando una organización que operó durante años en el país.

• LEER MÁS: Apresan a abogado santafesino en una investigación por narcotráfico

El caso remonta al 2014 y comenzó el 9 de diciembre en la ciudad de Clorinda, Formosa. Allí, agentes de inteligencia de Gendarmería se encontraban recabando información por un caso. Fue en ese entonces, cuando una persona le entregó una serie de datos sobre una organización que por medio de la venta de carbón lograban transportar estupefacientes.

Desde ese entonces, la pesquisa se centró en determinar quiénes serían parte de la narco organización a través de Centro de Reunión de Información de la propia fuerza.

De Paraguay al sur

El modus operandi tenía como eje traficar grandes cantidades de marihuana prensada de origen paraguayo e ingresarlas -por pasos internacionales clandestinos- a la provincia de Formosa. Seguidamente, los cargamentos eran trasladados a un campo de la localidad de General Güemes donde eran buscados por un camión que transportaba los estupefacientes -camuflados en carbón vegetal- a la ciudad de Bariloche -Río Negro-. Luego, parte del material, era llevado hacia la república de Chile.

Los investigadores detectaron que quienes financiaban esa organización eran dos santafesinos, el abogado Enzo Bassetti y Omar Pigato, quienes habían conformado una sociedad anónima radicada en la capital provincial. A su vez se identificó a José Luis Peralta, como quien participaba activamente del negocio.

Desbarate
Tras un año de investigación, los agentes de Gendarmería obtuvieron el dato de que un cargamento perteneciente a la banda iba a ser trasladada desde Comandante Fontana (Formosa) hacia la provincia de Mendoza.


carbon_verde1.jpg
La operación
La operación "Carbón Verde" logró interceptar un alto cargamento.



Fue así que el 13 de octubre del 2015, en la intersección de la ruta nacional 95 y ruta provincial 3, un Fiat Iveco con un semirremolque fue detenido por gendarmes del Escuadrón 1 de Roque Sáenz Peña. Al inspeccionar el interior del mismo, se detectó que había 210 bultos que tenían 1.376,411 de marihuana. Por su parte, sus choferes fueron puestos a disposición del Juzgado Federal de Saenz Peña.

A raíz de esa detención, la fiscalía federal Nº 1 de Formosa solicitó, a la jueza Claudia Fernández, 17 allanamientos en Santa Fe, Río Negro, Formosa y Chaco.

Dichos allanamientos tuvieron lugar en cuatro lugares de la capital provincial: en los barrios Mayoraz, El Pozo, René Favaloro y Guadalupe residencial, donde se secuestró documentación y elementos vinculados a la causa.

Condena y detención inmediata

Dos años después de esos allanamientos, la causa fue elevada a juicio oral en el Tribunal Oral Federal de Formosa. Fue así que el pasado 7 de septiembre el tribunal de jueces condenó -con distintos montos de penas- a seis integrantes de la organización.

La pena máxima se la llevó el santafesino Omar Pigato, quien fue sentenciado a diez años de prisión como partícipe necesario responsable del delito de transporte de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por el número de intervinientes.

Con la misma calificación jurídica, el letrado santafesino recibió la pena de ocho años de prisión al igual que Roberto Enrique Marín. Este último fue sindicado como coautor de los hechos atribuidos. Por su parte, los otros integrantes, recibieron condenas de 6 (José Luis Peralta) y 7 años (Osvaldo Miguel Brandolín).

Finalmente, el tribunal dispuso que tanto Peralta como Bassetti queden en prisión ya que los mismos habían llegado al juicio en libertad.