Judiciales
Martes 27 de Marzo de 2018

Un chat de Facebook puso en jaque la participación de los imputados en el caso Melani

El abogado defensor de uno de los imputados expuso una nueva teoría en torno a quién sería el presunto asesino de la joven de 20 años la semana pasada en Barranquitas. De todas formas, el juez Candioti dispuso que "Gunda" Silva quede en prisión preventiva.

Un chat de Facebook entre el supuesto asesino de Melani Mansilla y una allegada de los imputados expuso esta mañana una nueva versión en torno a quién sería el presunto autor de los disparos que le costaron la vida a la joven oriunda del barrio Barranquitas.

La nueva versión fue develada esta mañana por Ignacio Alfonso Garrone, el abogado defensor de uno de los imputados en el marco de la audiencia de prisión preventiva, donde el juez Héctor Candioti dispuso que "Gunda" Silva sea alojado en un establecimiento penitenciario hasta que llegue el juicio.

El imputado tiene 23 años y permanece detenido desde el pasado viernes, cuando a las 10 se hizo presente de manera espontánea en la Policía de Investigaciones (PDI), luego de que el fiscal de Homicidios, Jorge Nessier, dictara el pedido de captura tras haber allanado la vivienda de su madre.
Para el fiscal Nessier, el acusado fue quien, junto con "Titi" Pereyra, en los primeros minutos del miércoles pasado, llegaron en moto –con otras dos personas que aún no fueron individualizadas– a la esquina de Laguna del Desierto y Bolivia. Allí, abrieron fuego hacia la propiedad donde se encontraba Melani Mansilla y un joven de 15 años. Este último resultó ileso mientras que la joven de 20 fue alcanzada por un proyectil que le ingresó en el parietal derecho y le provocó, tres horas después, el deceso en el hospital José María Cullen.

• LEER MÁS: Atraparon en Barranquitas al presunto asesino de Melani Mansilla


El presunto autor

La hipótesis de la Fiscalía fue rechazada por el defensor particular ya que, según su teoría, el autor de los disparos que causaron la muerte de Mansilla fue otro joven que sería menor de edad y que en la barriada es conocido como "Nino".

En este sentido, Alfonso Garrone indicó que Silva, en la noche que ocurrió el crimen, se encontraba en la casa de un amigo festejando el cumpleaños de una de sus hijas. A su vez destacó: "hay testimonios que acreditan la responsabilidad de otros dos sujetos que no tienen nada que ver con el imputado", aclaró.

"Esos testimonios son presenciales y efectivamente vieron a otra persona disparándole a la joven que resultara víctima de los hechos", agregó el letrado, que explicó su teoría al juez Candioti.

En torno al chat de Facebook, el abogado destacó que "hay una conversación sostenida entre una allegada a mi defendido y el autor de los hechos a partir de la red social en donde esta persona, quien nosotros entendemos que es el autor, se hace cargo de la situación, admite su autoría y la desvinculación de mi defendido. Entendemos que esto es importante porque mostraría quiénes fueron los autores del hecho", señaló.

Las evidencias presentadas por Alfonso Garrone fueron desestimadas por el fiscal Nessier ya que, según el funcionario del Ministerio Público de la Acusación, no fueron acreditadas por su veracidad.

Dos móviles

El juez Candioti hizo lugar al planteo del fiscal Nessier, quien volvió a reiterar el planteo que había realizado el sábado pasado cuando solicitó, en ese entonces al juez Jorge Patrizi, que permanezca en prisión preventiva "Titi" Pereyra, acusado de haber estado junto con "Gunda" la noche del crimen.

En esa audiencia, el funcionario de la Unidad de Homicidios explicó que existen dos teorías en torno al móvil del crimen: una por un trasfondo narco y otra vinculada a un homicidio ocurrido en 2016.

En esa línea, Nessier indicó que uno de los hermanos del joven de 15 años que se encontraba con Mansilla la noche crimen tuvo vínculos con el hijo de un traficante del barrio Barranquitas y con el propio entorno de los hoy imputados. A su vez, aclaró que las balaceras a la propiedad de Laguna del Desierto al 4400 se habían reiterado en otras oportunidades.

• LEER MÁS: Apuntan a un trasfondo narco como la causa que derivó en el crimen de Melani Mansilla


Por su parte, la otra hipótesis apuntó a que el móvil del crimen se dio a raíz de que en diciembre del 2016, Paola Acosta (22) –familiar de los dueños de la casa donde fue asesinada Melani– murió luego de un "puntazo" en el tórax que le efectuó otra joven.

La imputada habría tenido estrechos lazos con quienes hoy se encuentran en prisión por la coautoría del crimen de Mansilla el pasado miércoles por la madrugada en las populosas calles de Barranquitas Oeste.

Los móviles expuestos por el fiscal Nessier permitieron establecer que existía un conflicto interpersonal entre los atacantes y los dueños de la propiedad donde se encontraba Mansilla y a su vez que la víctima recibió los disparos que no eran para ella.