Judiciales
Jueves 03 de Mayo de 2018

Un juez definirá si la tía de los hijos del femicida Facundo Solís puede ser querellante

Se trata de Melisa Noguera, quien representaría, por medio del Centro de Asistencia Judicial (CAJ), a los hijos que tuvo el autor de la masacre de barrio Alfonso con una de las víctimas, Mariela. La figura de la "responsabilidad parental", la clave del planteo que realizó la defensa del imputado.

La Justicia provincial deberá definir próximamente si Melisa Noguera, la hermana de Mariela, asesinada el 29 de diciembre pasado por el exagente penitenciario Facundo Solís, en el marco de la masacre de Bº Alfonso, podrá constituirse como querellante en la causa que investiga el asesinato de cinco personas.

El análisis de la constitución de querella se debe a un recurso de apelación interpuesto por la defensa del imputado, a cargo de Mario Guedes, del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal.

En su recurso, el defensor oficial cuestionó el fallo de la jueza penal de primera instancia, Sandra Valenti, quien admitió el 28 de febrero pasado, que Melisa se constituya como querellante en representación de los dos hijos de su hermana –de cinco y nueve–, ambos menores de edad e hijos también de Solís.

Aquella admisión fue apelada por Guedes y llegó a debate el pasado viernes en la Cámara de Apelaciones (primer piso de tribunales) de Santa Fe. En dicha audiencia, el defensor oficial le planteó al juez camarista, Bruno Netri, que Melisa Noguera no tiene la "responsabilidad parental" (expatria potestad), contemplada en el artículo 638º del Código Civil y Comercial de la Nación.

En esa línea, el abogado del imputado aclaró que Noguera no cuenta con la tutela de los dos hijos que tuvieron Mariela y Solís sino que solo oficia como guardadora de los menores desde el 11 de enero por orden del Tribunal Colegiado de Familia en feria. Sobre ese punto, el planteo de la defensa cuestionó que Noguera no pueda representar la querella de sus sobrinos ya que el plazo para ser guardador es por un año.

• LEER MÁS: Cómo fue la masacre desatada por el agente Solís en barrio Alfonso


Asimismo, quien tiene la responsabilidad parental es el propio Solís, pero al estar detenido, bajo la medida cautelar de prisión preventiva en el penal de Piñero, no puede ejercer dicha función.

La postura de la defensa de Solís fue rechazada por las representantes legales de la hermana de Noguera. Se trata de las abogadas del Centro de Asistencia Judicial (CAJ), Vivian Galeno y Laura Gerard, las cuales indicaron que existen todos los elementos para que la tía de los hijos de Solís y Noguera pueda constituirse por medio de ella como querellante. En la misma sintonía, expresó su rechazo al recurso interpuesto por el fiscal de Cámara, Sergio Alvira.

Cuestiones previas
Por fuera de Melisa Noguera, las abogadas del Centro de Asistencia Judicial también patrocinan a la madre de Yoel Airaldi, el cual fue asesinado con disparos de arma de fuego en la siesta del 29 de diciembre del 2017.

A su vez, quien también se constituyó como querellante fue la abogada penalista, Hilda Knaeblein, quien representa al padre de la hija de Mariela Noguera: Ailén Soto, una joven de 19 años. En tanto, la letrada también patrocina a los hijos de Carmen "Cuqui" Loseco de Noguera (70) y a los familiares de Sonia Noguera y al hijo de esta. Este último fue baleado pero logró sobrevivir al ataque armado de Solís.

Reguero de sangre en el sur
El violento episodio que enlutó a la capital provincial y región, tuvo lugar en tres propiedades de Monseñor Zazpe al 4100 en barrio Alfonso, ubicado en el sur de la ciudad. Corrían las 14.30 del 29 de diciembre cuando Solís ingresó, por un patio trasero que limita con el terraplén del ferrocarril, a la propiedad de Mariela Noguera y con su arma reglamentaria (una 9 milímetros) ejecutó a Ailén y Yoel.

Minutos después, Mariela fue asesinada en la puerta de su casa cuando regresaba de trabajar. En este sentido, los investigadores lograron establecer que Solís llamó a Mariela y le contó lo que había hecho con su hija.

• LEER MÁS: Un quíntuple asesinato que enluta a barrio Alfonso y sacude a la ciudad


La saga homicida no concluyó allí, ya que el exagente penitenciario se dirigió hacia la vivienda de "Cuqui", la madre de Mariela a quien también ejecutó. La misma escena se repitió en la propiedad donde se encontraba Sonia, quien también falleció por los disparos ejecutados por Solís. Por último, el ataque concluyó en un adolescente, Franco, el cual recibió un impacto de bala en su brazo derecho por lo que tuvo que ser trasladado hacia el hospital José María Cullen donde se recuperó días después.

Solís se atrincheró por unos minutos pero terminó entregándose al Grupo de Operaciones Especiales (GOE) que intervino en la tensa situación que se vivió en el barrio Alfonso aquella tarde.

Dos días después, el fiscal del caso, Gonzalo Iglesias, de la Unidad Especial de Homicidios, imputó a Solís el delito de "homicidio calificado por el empleo de arma de fuego; por el vínculo; y por ser perpetrado por un hombre en contra de una mujer mediando violencia de género", del que resultó víctima Mariela Noguera.

Por su parte, se le atribuyó la autoría de los femicidios vinculados de las otras cuatro personas que resultaron víctimas de aquella trágica y violenta tarde en barrio Alfonso, en el sur de la ciudad.

Tras aquella imputación, la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sandra Valenti, dispuso que permanezca alojado con prisión preventiva hasta que llegue la instancia de juicio oral o quizás abreviado.