Judiciales
Domingo 26 de Noviembre de 2017

Un policía condenado por "liberar la zona" para que mujeres sean prostituidas por una organización

Se trata de un agente que prestaba servicios en una comisaría de Puerto General San Martín. Las víctimas eran trasladas desde Santa Fe

La Justicia federal de Santa Fe condenó esta semana a un agente que prestaba servicios en la Policía provincial tras ser acusado de "liberar la zona" a una organización que trasladaba mujeres, muchas menores de edad, desde la ciudad de Santa Fe hasta San Lorenzo con el fin de ejercer la prostitución en las inmediaciones del complejo portuario más importante de Sudamérica.

Se trata de Rodrigo Delgadino, un efectivo policial que trabajaba en la Comisaría 5ª de Puerto General San Martín, el cual fue imputado por garantizar y permitir que un grupo de mujeres arribe hacia aquella jurisdicción con fines de explotación sexual.

El caso ya cuenta con otras tres personas condenadas en agosto de 2014: Zunilda Godoy (49) y Mariela Sandoval (43), las cuales fueron sentenciadas a 8 años de prisión efectiva por ser quienes regenteaban a las mujeres para luego ser trasladadas por un remisero hacia la zona portuaria.

A su vez, ese remisero, identificado como Martín Gómez, de 27 años, también recibió una condena de 4 años de prisión por ser un partícipe secundario.

• LEER MÁS: Condenaron a "Mangacha" Ríos, una proxeneta que trasladaba mujeres para prostituirlas


Tres años después, el tribunal de jueces compuesto por Omar Digerónimo, Otmar Paulucci y Germán Sutter Schneider impuso una pena de cinco años de cárcel para el agente Delgadino en el marco de un juicio abreviado y le puso punto final a una causa que reveló, una vez más, cómo funciona la trata de personas en la región.

Cambiarse en la autopista y hacer la calle

La investigación develó un secreto a voces que los propios vecinos de la zona conocían. Al lugar llegaban jóvenes que se prostituían en la ruta 11 en horas de la noche. Posteriormente subían a un vehículo y se retiraban del lugar.

El 15 de octubre del 2011, un comisario principal informó al Juzgado de Instrucción Nº 12 de San Lorenzo sobre un informe recibido –vía fax– que fue formulado por la Secretaría de Derechos Humanos de Rosario. El mismo indicaba que el día anterior una persona observó en una estación YPF de San Lorenzo a un grupo de mujeres vestidas de manera provocativa en la zona de baños y que minutos después otra mujer las empujaba para que ingresen a un automóvil Renault 19. Seguidamente se marcharon en dirección a Rosario.

Días después, la pesquisa judicial determinó que el propietario de aquel automóvil era Matías Gómez, quien residía en barrio Eva Perón de Santa Fe junto a su hermano, Martín y su madre, Zunilda Guadalupe Godoy.


prostituciónsanlorenzo.jpg



Los mismos eran los encargados de reclutar a las mujeres del barrio y entrevistarlas, junto a Mariela Sandoval, para luego trasladarlas hacia la zona de Puerto General San Martín y San Lorenzo.

Como la investigación continuó y determinó que los encausados se encontraban involucrados en el delito de trata, la causa fue remitida en 2012 a la Justicia Federal de la capital provincial. La misma recayó en la Fiscalía Federal Nº 1 que por ese entonces tenía como titular a Walter Rodríguez.

Las actuaciones determinaron que tanto Godoy y Sandoval tenían contacto permanente con Rodrigo Adán María Delgadino, ya que el mismo se encargaría de garantizar el libre desarrollo de la actividad en la zona.

• LEER MÁS: Un juicio oral que destapa cómo funciona la trata de personas en la prostitución

El 24 de junio del 2013 funcionarios de la Agencia de Trata de Personas de la provincia detuvieron, en la circunvalación, uno de los vehículos que era utilizado para trasladar a las víctimas. El mismo era conducido en ese entonces por Martín Gómez. Del interior del Corsa II los pesquisas secuestraron un monedero con 30 preservativos y papeles con anotaciones vinculadas a mujeres.

En ese entonces, el caso dio su primera detención ya que en ese procedimiento quedó detenido el mismo Gómez. Sin embargo, horas después iban a quedar a disposición de la Justicia Godoy y Sandoval tras presentarse, a las 22.45, ante los investigadores.

Días después, el 4 de julio, se dictó el procesamiento con prisión preventiva para los tres detenidos. En diciembre, la causa fue remitida al Tribunal Oral Federal de Santa Fe.

Por recibir personas con fines de explotación

El procesamiento para Delgadino no fue nada fácil para los investigadores. El agente fue detenido el 2 de julio de 2013 y luego fue procesado. Pero tras la apelación de la defensa, la Cámara de Apelaciones de Rosario declaró nulo el procesamiento y posteriormente dictó la falta de mérito para el mismo.

El fallo judicial fue nuevamente apelado por el fiscal federal por lo cual la Cámara hizo lugar y el 16 de septiembre se dispuso nuevamente la detención contra el efectivo policial. Tres meses después, terminó procesado como "autor del delito de recibir personas con fines de explotación".

En marzo de 2016 la causa fue elevada a juicio al Tribunal Oral Federal de Santa Fe donde Delgadino se encontraba imputado por trata de personas con fines de explotación sexual agravado por la participación de tres o más personas y por ser miembro de una fuerza policial. Un año después, como la causa se encontraba a punto de ir a juicio, la defensa y la Fiscalía Federal determinaron acordar un juicio abreviado.

El pasado 23 de noviembre se emitió la sentencia donde el tribunal homologó el acuerdo y consideró que Delgadino fue quien se "encargaba de liberar la zona para que pudieran aguardar a los clientes, valiéndose de su condición de funcionario policial, ya que en dicho ámbito territorial cumplía funciones, recibiendo por ello una contraprestación monetaria".

"Se encuentra acreditado que el nombrado tenía poder de disposición respecto del territorio donde se producía la explotación sexual", sostuvo el fallo de la Justicia federal que puso punto final a la organización.