Judiciales
Miércoles 22 de Noviembre de 2017

Un preso pide que sus salidas transitorias sean con agentes sin uniforme

Se trata de "El Tuerto" Priotti, un pesado hampón de Rosario que purga una condena de 35 años. Esta mañana pasó por tribunales y sostuvo que el Servicio Penitenciario "le pasa facturas" por haber sido delegado.

"Yo cometí los delitos, pero ¿por qué mi familia tiene que pagar esto?", dijo Juan Marcelo Priotti, alias "El Tuerto", un conocido pesado del mundo del hampa rosarino que esta mañana pasó por los tribunales de Santa Fe.

Sus dichos fueron ante el juez de Cámara, Oscar Burtnik, en el marco de la audiencia de apelación donde su defensa, a cargo de Carlos María Morales (defensa pública), pidió que deje de ser custodiado, en sus salidas transitorias a su hogar, por agentes policiales del Grupo de Operaciones Especiales (GOE).

Dicha apelación fue rechazada por el fiscal de Cámara, Miguel Ángel Molinari, el cual se opuso a los planteos del defensor del reo tras sostener que existen diversos riesgos en relación al cumplimiento de la pena si se aceptan los pedidos realizados por el condenado.

• LEER MÁS: El ladrón de los guantes de latex, acorralado por la Justicia


Priotti purga una condena de 35 años y la pena vence en octubre del 2030. El mismo está imputado de haber cometido una serie de violentos atracos en la ciudad de Rosario con la "banda de los encapuchados". A su vez, también fue declarado culpable por el crimen de José Enrique Mancini, dueño de una estación de servicio de la localidad de Arminda, ubicada en el extremo sur del departamento Rosario.

Cargar con delitos
Su reclamo es para que le saquen la fuerte custodia que tiene al momento de salir de un penal y gozar, cada quince días, de estar por dos horas con su familia en el barrio Las Flores de Rosario. Por ello, cuestionó qué tipo de vínculo iba a poder construir con sus dos hijos estando en su propiedad con agentes vestidos con pasamontañas y armas largas.

"Yo cometí delitos antes, pero ¿por qué mi familia debe pagar por esto?", se preguntó el interno. "Mi nene de tres años dice que ahí están los monstruos (por los agentes del GOE)", agregó al momento de tener la palabra y contar su situación al camarista Burtnik.

Por su parte, se refirió al Servicio Penitenciario provincial ya que desde la misma institución lo tienen catalogado como un preso de alto perfil. "Siempre se evalúa mi pasado y no mi presente, ni tampoco mi futuro", indicó y agregó: "Ahora curso tercer año del bachiller".

Siguiendo con las críticas al servicio penitenciario, el preso aseguró que el perfil que le pusieron fue por haber participado de actividades vinculadas al bienestar de los internos de los penales de la provincia. "Yo he sido delegado en el servicio y estos son los pases de factura", aseguró Priotti.

Por último sentenció: "La formalidad de la pena privativa de la libertad conmigo se perdió".

Planteo y modificación
Los planteos de Priotti fueron llevados primeramente por el defensor de Cámara Morales. El mismo funcionario, dependiente de la defensa pública, solicitó a Burtnik que las salidas transitorias (las cuales fueron adquiridas en 2015) sean con personal policial pero sin uniforme. "Todo el barrio lo está estigmatizando", aseguró el defensor.

Desde la otra vereda, Molinari rechazó de lleno los planteos de la defensa tras sostener que Priotti ha "tenido un comportamiento inestable" a lo largo de su sentencia.

Para fundamentar su rechazo, el fiscal de Cámara indicó que Priotti violó una serie de restricciones en 2001 y nunca regresó al penal, mientras que aprovechó ese tiempo para cometer otros robos hasta ser recapturado en 2012 luego de protagonizar un fuerte choque en ruta 11 en un auto que había robado en la comuna de San Fabián (departamento San Jerónimo).

Además, el fiscal indicó que en una requisa realizada a la celda en la cual se encuentra alojado Priotti se encontraron mapas que causaron sospechas y chip de lineas de teléfono celular.