Judiciales
Sábado 04 de Agosto de 2018

Un preso por robos insiste con que su identidad es la de un albañil de Pergamino

En junio quedó en prisión preventiva por una serie de robos ocurridos en Gálvez. En tribunales dijo llamarse de una manera pero los investigadores detectaron que su verdadero nombre es otro. El miércoles pasó por la Cámara de Apelaciones de Santa Fe.

Isaías Óscar López, actualmente imputado y con prisión preventiva por la Justicia provincial de Santa Fe en el marco de una causa que investiga una serie de robos ocurridos en Gálvez (departamento San Jerónimo) volvió a insistir en los tribunales de Santa Fe con que su identidad no es la que le atribuyen desde la Fiscalía, sino que es otra: Lucas Castañares.

El acusado, cuya fama se la ganó a principios de junio de este año luego de conocerse que utilizaba tres identidades, se encuentra actualmente preso en la Unidad Penitenciaria Nº 13 de Junín –provincia de Buenos Aires– por disposición del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 1 tras estar involucrado en una serie de violentos escruches ocurridos años atrás en esa región.

El miércoles pasado, en la Sala 5 de la Cámara de Apelaciones de Santa Fe, iba a pedir por su libertad en el marco de la causa que se tramita en la Justicia de Santa Fe y por la cual el fiscal de la Unidad Fiscal de Coronda, Marcelo Nessier, le atribuyó cuatro hechos delictivos ocurridos entre 2017 y 2018. Pero sorprendentemente, minutos antes de que comience la audiencia, se echó atrás con su decisión y le comunicó a la defensora que lo patrocinó, Magalí Mazza (Servicio Público Provincial de la Defensa Penal) que iba a desistir de pedir su libertad al juez camarista, Roberto Prieu Mántaras.
Lo insólito de todo es que cuando le tocó identificarse, Isaías López volvió a reiterar que su nombre era Lucas Castañares. Y no solo ello, sino que también aportó el documento nacional de identidad del verdadero Castañares. De igual manera, cuando la operadora de la sala le preguntó cuál era su nombre, ya que en la planilla de audiencias aparecían tres nombres, el imputado hizo gestos y no supo qué contestarle.

A esta llamativa e inusual situación se suma que el pasado 13 de junio, agentes policiales de la Comisaría 2ª de la ciudad de Pergamino le tomaron la testimonial al verdadero Castañares, el cual se presentó y declaró no saber quién es la persona presa en Junín e imputada en los robos ocurridos en Gálvez que dice llamarse igual que él.

"No sé quién es, no lo conozco, no conozco a nadie con ese nombre y apellido", dijo en su declaración y expresó que nunca fue vecino y que no tiene ningún grado de relación de amistad ni tampoco es familiar, indicaron fuentes judiciales consultadas por UNO Santa Fe.

A su vez, indicó que trabaja como albañil desde al menos hace ocho años en la ciudad de Pergamino, provincia de Buenos Aires y que jamás estuvo en la ciudad de Gálvez del departamento San Jerónimo y mucho menos, mantuvo contacto con su impostor.

El caso
El llamativo caso se develó el 30 de mayo pasado, cuando agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) y de la Comisaría 2ª de Gálvez, desplegaron tres allanamientos autorizados por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Octavio Silva. En los mismos, los investigadores secuestraron una infinidad de elementos que habían sido robados de distintas propiedades y a su vez, procedieron a detener al hoy imputado.

El mismo, cuando fue esposado dijo llamarse Lucas Castañares, la cual fue la misma identidad que expresó en tribunales el día en que fue imputado y en la audiencia de prisión preventiva en la cual la jueza penal, Sandra Valenti, ordenó su prisión preventiva sin plazo el 2 de junio, tras el pedido del fiscal Nessier.

En tanto, y tras quedar detenido, el imputado fue llevado a Junín para quedar alojado allí, en la Unidad Penitenciaria Nº 13 a disposición de la Justicia bonaerense a causa de una investigación por violentas entraderas en esa zona de la provincia de Buenos Aires.