El 8 de octubre de 2006 un grupo de estudiantes de Capital Federal -de la escuela Ecos- volvía desde Chaco de una actividad con fines solidarios y protagonizaron un violento choque entre el micro en el que viajaban, conducido por alguien sin experiencia ni habilitado para hacerlo, y un camión cuyo conductor estaba alcoholizado. Nueve de ellos y una profesora fallecieron.

Desde ese momento, los papás y mamás de los chicos crearon un grupo denominado Conduciendo a Conciencia, que tiene el objetivo de trabajar para evitar que ocurra nuevamente un hecho similar, motorizando acciones que promuevan la responsabilidad social y personal que debe existir en el acto de manejar. Asimismo la agrupación persigue la meta de realizar acciones sociales similares a las que hacían sus hijos, principalmente teniendo como destinatarios a los niños y jóvenes de la zona del Impenetrable chaqueño.

En ese sentido, entre otras campañas, actualmente promueven la recolección de donaciones para instalar un baño en la escuela de educación primaria N° 633 de Campo La China en el Paraje Santa Victoria, en pleno Impenetrable chaqueño.

"Seguir ayudando a los niños de esa zona es un legado que recibimos de nuestros hijos", explicó Sergio Kohen, uno de los integrantes de la agrupación en diálogo con UNO en la Radio. Y agregó: "El sábado pasado estuvimos visitando cinco escuelas y notamos esta falta, por eso ya estamos en campaña".

Cabe destacar que esta escuela creó hace poco un anexo, pero los fondos no alcanzaron para la construcción del baño. Además, en la escuela principal los existentes tienen letrina y la idea del grupo solidario sería poder cambiar ese mobiliario por uno más moderno.

En este sentido, el hombre invitó a quienes puedan sumarse a colaborar con la iniciativa a que los contacten al grupo de Facebook: Conduciendo a Conciencia o al Instagram que lleva el nombre conduciendoaconcienciaok.