Domingo 03 de Junio de 2018

La ambición imparable de Donald Glover

La rapera Cardi B, con su habitual espontaneidad, se sorprendió la pasada semana en Twitter al descubrir que Donald Glover y Childish Gambino son la misma persona. Pero chistes aparte, lo que hizo la latina sin querer fue señalar la ambición enorme e imparable de un artista que parece omnipresente.

Del videoclip "This is America" como Childish Gambino, cuya profunda temática social y su espectacular apuesta visual lo llevaron a ser una sensación mundial, a su reciente participación como actor en la última cinta de "Star Wars", Donald Glover (Base Aérea Edwards, EE.UU., 1983) se ha convertido en una de las estrellas del momento.

Con más de 226 millones de reproducciones de YouTube, el fenómeno "This is America" alentó incontables reflexiones sobre el racismo en Estados Unidos en el mismo año del "black power" de "Black Panther" arrasando en los cines, de "Get Out" haciéndose un hueco en los Óscar, de Beyoncé dando un histórico y monumental concierto en Coachella o del rap de Kendrick Lamar ganando un premio Pulitzer.

La brutalidad policial contra la población afroamericana, la violencia por las armas de fuego, el pasado segregacionista del país o la sobreexposición de las redes sociales se mostraban en una enrevesada y milimétrica puesta de escena al servicio de un "collage" sonoro, que entrelazaba ritmos africanos y góspel con un trap oscuro y contundente.

Mientras medio mundo trataba de descifrar el simbolismo y los secretos del clip, Glover se hizo a un lado y dejó que la hoguera de "This is America" creciera sin añadir más combustible, aunque sí dijo a Entertainment Television que había intentado hacer una canción "que la gente pudiera poner el 4 de julio", el Día de la Independencia de EE.UU. y la gran fiesta patriótica del país.

Aunque mucha gente descubrió a Childish Gambino por "This is America", lo cierto es que, bajo ese nombre, Donald Glover ya había editado tres álbumes: "Camp" (2011), "Because the Internet" (2013) y "Awaken, My Love!" (2016).

Gracias a este último disco recibió cinco nominaciones en los últimos premios Grammy, de los cuales se llevó el gramófono a mejor actuación de R&B tradicional por "Redbone".

Y en septiembre y octubre recorrerá Estados Unidos con su gira "This is America Tour", una nueva razón para situarle junto a otras versátiles estrellas como Janelle Monáe, Justin Timberlake o Jared Leto que son igual de capaces ante un micrófono que frente a las cámaras.

En cuanto a la gran pantalla, Glover estrenó la semana pasada "Solo: A Star Wars Story", la nueva entrega de la saga de ciencia-ficción creada por George Lucas.

Aunque la cinta obtuvo unos resultados de taquilla muy decepcionantes, la actuación de Glover como un tramposo y socarrón Lando Calrissian, personaje que le iba como anillo al dedo, fue de lo más alabado de la película.

Actor, guionista, director y productor, Glover comenzó a hacerse un hueco en Hollywood como intérprete con la serie "Community" y con cintas como "The Martian" (2015) o "Spider-Man: Homecoming" (2017), pero su gran momento como hombre orquesta llegó con "Atlanta".

Esta producción para la pequeña pantalla, de la que es creador y protagonista, ha sido una de las sorpresas televisivas de los últimos años al mezclar comedia, drama y momentos surrealistas sobre la vida de un grupo de jóvenes que tratan de salir adelante en Atlanta entre problemas económicos y familiares, drogas y aspiraciones musicales.

Su primera temporada cautivó a los críticos y Glover ganó los Globo de Oro a la mejor serie de comedia y a mejor actor cómico de televisión.

Nombrado como una de las 100 personas más influyentes de 2017 por la revista TIME y tras presentar este año una de las ediciones del emblemático programa "Saturday Night Live", Glover ya apunta a su próximo desafío, que esta vez será en el mundo del cine: ponerle voz a Simba en la nueva versión que prepara Disney sobre "The Lion King".