El país
Viernes 01 de Junio de 2018

La CGT confirmó que habrá un tercer paro general contra el Gobierno

La fecha tentativa es la del martes 12 de junio, dos días antes de que se inicie el torneo en Rusia. Es en rechazo a las políticas del gobierno. Lo anunció Juan Carlos Schmid, del triunvirato de la central obrera.

La Confederación General del Trabajo (CGT) convocará el próximo jueves a un paro general que se realizaría poco antes del inicio del Mundial de Fútbol, en rechazo a las políticas del Gobierno, anticiparon los miembros del triunvirato Juan Carlos Schmid y Héctor Daer.

La fecha que suena con más fuerza para concretar la tercera huelga de la central obrera en la gestión de Mauricio Macri es el martes 12 de junio, dos días antes de que comience la Copa del Mundo de Rusia.

Schmid anticipó que la central obrera anunciará la medida de fuerza en el marco de una reunión del Consejo Directivo y criticó el programa económico del Gobierno porque, señaló, "ha escuchado a los sectores más concentrados de la economía y no la voz de los trabajadores".

"El día jueves nos reuniremos con el Consejo Directivo y va a haber paro general de la CGT, coordinando con las distintas expresiones populares y sindicales a la brevedad", afirmó Schmid, en el marco del cierre de la Marcha Federal.

La central llamará al paro luego de que el presidente Mauricio Macri vetara el proyecto opositor para retrotraer los aumentos de tarifas de servicios públicos, lo cual fue considerado como el desencadenante para llamar a la huelga.

El sindicalista se pronunció así, acompañado por su par Héctor Daer, durante la Marcha Federal que realizaron organizaciones sociales y en la que en su acto de cierre en la Plaza de Mayo se escucharon varios pedidos a la CGT para que active un paro general.

"Esperamos que el Gobierno reformule la política que está llevando adelante, y que además de escuchar la voz de los mercados, escuche a los trabajadores. Hasta ahora escuchó a los sectores más concentrados de la economía y no quiere escuchar el crujido social producto de las medidas que aplica", agregó Schmid.

El sindicalista dijo además que se necesita "la unidad de todos para confrontar con un programa económico que agrede a las pymes y a los trabajadores".

Por su parte, Daer reforzó los argumentos a favor del paro que realizará la entidad de la calle Azopardo con advertencias al Gobierno: "Tenemos que construir un país con todos adentro, no puede haber ajuste sobre los que menos tienen. Si tiene que haber un ajuste que lo paguen los que más tienen", reclamó.

En la columna de la CGT en la Marcha Federal se destacó una fuerte presencia de dirigentes de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) como Roberto Coria (Guincheros) y Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), mientras que el sector más "combativo" de la central, marchó con otra columna que encabezaron Pablo Moyano (Camioneros) y Sergio Palazzo (Bancarios).

De esta forma, la central desoirá el pedido que hizo la jornada anterior Mauricio Macri, quien había instado a los dirigentes de la CGT a ser "participantes activos" en el proceso para "bajar el costo argentino sin bajar el salario de los trabajadores" y sin hacer paro, ya que eso –remarcó– "no cambia nada".

Para activar el paro fue clave que el sector más moderado de la central, que encabezan los "gordos" e "independientes", finalmente dieran cauce al reclamo que venían agitando los sectores más "duros", como los cercanos al moyanismo y también los del transporte de la CATT.

A su vez, la CGT decidió avanzar con la medida de fuerza pese a que tiene por delante, sin fecha definida, un encuentro con el Gobierno en el marco del "gran acuerdo nacional" que activó la Casa Rosada tras la crisis desatada por la devaluación del peso.