En la mañana de hoy se conoció la decisión del gobierno de Mauricio Macri de eliminar el Fondo Federal Solidario, conocido como fondo sojero, mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia que será publicado próximamente en el Boletín Oficial. De esta forma, en las próximas semanas se cancelarán las transferencias directas a jefes comunales e intendentes. En la misma dirección, se deduce que tampoco será introducido este ítem en el Presupuesto Nacional 2019.

Según las estimaciones previas, el Ejecutivo nacional dejará de trasferir 1.000 millones de pesos, y es efectivamente esa cantidad la que planea ahorrarse por la eliminación de dicho fondo. En particular, en el caso de Santa Fe, la ciudad recibió en 2015 un poco más de 47 millones; en 2016 llegaron 61 millones; en 2017, fueron 71 millones y en los meses transcurridos de 2018 el municipio percibió 45 millones de pesos.

Silvina Frana, diputada nacional por Santa Fe, fue una de las primeras en plantear su descontento frente a la decisión presidencial. "El gobierno nacional eliminó por DNU el #FondoSoja con el que se le transferían recursos importantes a las provincias, municipios y comunas, cuyos fondos eran destinados a obras de infraestructura en salud, educación, viviendas y vial", manifestó esta mañana a través de redes sociales".

"Con la decisión de eliminar el #FondoSoja el gobierno nacional continúa centralizando los recursos y perjudicando sustancialmente al interior profundo de nuestro país. Esto se traduce hoy en menos obras y menor calidad de vida para los santafesinos", agregó la legisladora.

En esa línea, el diputado nacional, Luis Contigiani, también afirmó: "Es un golpe al federalismo. Es una muy mala señal".

Es lo contrario a lo que hay que hacer

El senador nacional por Santa Fe, Omar Perotti también cuestionó la decisión del Poder Ejecutivo Nacional de eliminar el Fondo Federal Solidario, que coparticipaba a provincias y municipios el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja; de suspender la baja de retenciones en aceites y harinas y de reducir en un 66% reintegros a las exportaciones.

"Es una medida que refleja las exigencias del Fondo Monetario y sin duda es una demostración más que este acuerdo no ayuda", sostuvo Perotti y agregó: "Es realmente lo contrario a lo que hay que hacer. Creo que ese no es el camino".

Asimismo, indicó que es "una muy mala señal" que genera "otro golpe a las alicaídas cuentas de los municipios y las provincias" y exhortó a los funcionarios nacionales a "generar un consenso con los argentinos que nos permita otro enfoque".

Además, recordó que la Provincia de Santa Fe es una de las principales perjudicadas por la decisión de eliminar el Fondo Federal Solidario ya que "recibía un monto importante basado en los niveles de coparticipación".

En ese marco, resaltó que se trata de "un nuevo error que va a golpear a la industria y que va a golpear a la mano de obra". "Solamente vamos a crecer si incorporamos y si fortalecemos la cadena de transformación de materias primas" concluyó.

Desde el Concejo de Santa Fe

En el mismo sentido, desde el Concejo de Santa Fe, el edil, Ignacio Martinez Kerz sostuvo que si la medida se confirma será "una mala noticia para la ciudad".

"La provincia de Santa Fe resulta ser uno de los mayores aportantes del país en concepto de derechos de exportación, según los relevamientos de la Bolsa de Comercio de Rosario; sin embargo es castigada a través de un decreto con la simple eliminación de las remesas. Es inentendible", consideró.

"La Nación centraliza y ajusta; esto va a contramarcha de la descentralización federal de recursos para mejorar los presupuestos gubernamentales de provincias y municipios, para el desarrollo de las economías regionales, lo que a su vez, se traduce en el sostenimiento de la ocupación y la calidad de vida urbana y rural", explicó el concejal.

El fondo

El Fondo Federal Solidario está vigente desde el año 2009, cuando el Poder Ejecutivo lo creó con el objeto de redistribuir parte de las retenciones a la soja y financiar así obras de infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda y vial en ámbitos urbanos o rurales. Las provincias tienen prohibido utilizar el dinero para el financiamiento de gastos corrientes.