La Pampa: piden preventiva para Tomaselli

También será sometido a estudios psiquiátricos. El juez Gustavo Jensen sostuvo, por otro lado, que en su liberación "nunca se planteó" si estaba en riesgo la vida de Carla Figueroa.

Martes 13 de Diciembre de 2011

 Marcelo Tomaselli, el acusado de matar a su esposa con la que se había casado luego de que ésta supuestamente lo perdonara por haberla violado, era sometido hoy a una audiencia de "formalización", en la que la fiscalía lo acusó de homicidio calificado y solicitó su prisión preventiva.

La audiencia se llevaba a cabo esta mañana en los tribunales de General Pico, donde fue trasladado el acusado, quien, junto a su abogado, escuchó la acusación del fiscal, quien además requirió

diversas medidas de prueba y pidió que Tomaselli sea sometido a estudios psiquiátricos.

Por otro lado, el juez Gustavo Jensen justificó su voto a favor del avenimiento que permitió la liberación de Marcelo Tomaselli, al afirmar que "nunca se planteó" si estaba en riesgo la vida de Carla Figueroa, la joven violada y asesinada por su pareja. El magistrado dijo que el crimen es "una noticia que nos dolió muchísimo" y agregó que "nunca" se les "ocurrió que podía llegar a ocurrir", que "la gente puede pensar que se discutía si estaba en riesgo la integridad física de la mujer o que estuviera en riesgo de vida", pero que "nunca se planteó en esa medida".

"A mí me toca resolver una disidencia, que era el discernimiento de la mujer para contraer matrimonio libremente con Tomaselli. Y si esa circunstancia era o no un parámetro para resolver conforme al artículo 132 del Código Penal (el avenimiento)", argumentó.

El crimen de Carla Figueroa, de 18 años, a manos del hombre al que perdonó por la violación con un avenimiento judicial, generó gran conmoción en La Pampa, donde grupos feministas realizaron un "escrache" en Tribunales y el fiscal general de General Pico, Carlos Salinas, reclamó la renuncia de los magistrados que autorizaron la liberación de Tomaselli.

Jensen advirtió que "nadie planteó que este hombre podía tener una personalidad sicopática y que pudiera atentar contra la integridad de la mujer".

"El problema era por el discernimiento de la mujer, y la conveniencia de resolver el conflicto para que el hombre saliera en libertad y conviviera. Si hay un mutuo consentimiento, y es la mujer la que está pidiendo vivir con el hombre, y criar libremente su hijo", agregó.

El integrante del Tribunal de Impugnación Penal pampeano dijo al diario Clarín que "la perspectiva de género se tiene en cuenta, pero acá el planteo venía por un avenimiento" y agregó: "En este caso, el hombre la mató delante de la propia madre. ¿Quién pudo prever un desenlace así?"

"Esto ha sido una fatalidad, absolutamente imprevisible", sentenció Jensen, para quien "desde un punto de vista práctico" debería subsistir la figura del avenimiento. Cuando se le preguntó si se arrepentía de la decisión adoptada en el Caso Figueroa, el juez expresó: "A la luz de los acontecimientos sería un necio decir que lo que decidimos fue acertado. No fue acertado lo que decidimos. No nos tendríamos que preocupar por pedir la cabeza de dos jueces sino de crear las instituciones para que la justicia pueda trabajar como corresponda. Y no horrorizarnos con las cosas que pasan".

¿Te gustó la nota?