El país
Domingo 17 de Diciembre de 2017

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires será la encargada de la seguridad en el Congreso

El jueves pasado, cuando se intentó debatir el proyecto de ley de reforma previsional, Gendarmería llevó adelante el operativo en las afueras del Congreso que culminó con enfrentamientos entre esa fuerza y los manifestantes

La Policía de la Ciudad, a cargo del Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, estará a cargo mañana del operativo de seguridad que se dispondrá en las inmediaciones del Congreso de la Nación, hacia donde se convocó una marcha para la hora en que comience a debatirse la reforma previsional.

Si bien aún se está terminando de delinear el operativo de tránsito que habrá en la zona, así como también el número de fuerzas a desplegar en el Congreso, desde el Gobierno de la Ciudad indicaron a Télam que será la policía local -que también podría solicitar colaboración de la Federal- la que estará a cargo.

El jueves pasado, cuando se intentó debatir el proyecto de ley de reforma previsional, Gendarmería llevó adelante el operativo en las afueras del Congreso, que culminó con enfrentamientos entre esa fuerza y los manifestantes que se apostaron en las inmediaciones, en contra de la medida.

Según fuentes oficiales, la presencia de Gendarmería allí se debió a que formaba parte del comando unificado de Seguridad, armado en ocasión de la Conferencia Ministerial de la OMC que se realizó en Buenos Aires entre el domingo y el miércoles pasado; aunque ahora la participación de esa fuerza está "casi descartada", indicaron.

Mañana está convocada, desde las 14, la sesión especial en Diputados donde se buscará debatir el proyecto de ley de reforma previsional que no pudo tratarse el jueves pasado, tras levantarse la sesión en medio de un clima de protestas afuera y adentro del Congreso. Antes, desde las 9, el Consejo Directivo de la CGT se reunirá para tratar un posible paro general que podría realizarse desde el mediodía de mañana, mientras que para las 12 está convocada una nueva marcha en el Congreso para manifestar en contra del proyecto propuesto por el Gobierno.