La Región
Sábado 16 de Diciembre de 2017

Domiciliaria para los barras de Patronato que atacaron a niños por confundirlos con hinchas de Unión

La causa por los graves hechos de violencia ocurridos en la tribuna donde fueron víctimas un grupo de pequeños de la localidad de Strobel y policías avanzó por los acuerdos con los 13 detenidos.

El viernes fue un día importante en la causa que investiga los graves hechos acontecidos en la tribuna de Patronato de Paraná. La Justicia, según publicó el Diario UNO de Entre Ríos, confirmó que una parte de la Barra Fuerte atacó y lesionó, primero a una delegación de niños de Strobel –por confundirlos con hinchas de Unión en el último partido que enfrentó a ambos equipos– y luego a funcionarios policiales.

El resultado de las distintas medidas fue "morigerar" la prisión preventiva en la cárcel de Paraná y acordar juicios abreviados con reconocimiento de las culpas por parte de los 13 imputados.

Si bien el 21 de diciembre finalizaba la prisión preventiva que habían dispuestos el juez de Garantías, Mauricio Mayer, y luego confirmado por el juez de Apelaciones Pablo Vírgala, con esta serie de medidas se adelantó el proceso.

En la primaria apelación, ocho de los 13 detenidos, intentaron neutralizar la detención en la cárcel de Paraná.

Cerca del mediodía, los 13 imputados -por los delitos de Amenazas, Coacciones, Lesiones, Robo agravadas por la violación a la ley del Deporte-, debieron participar de las rondas de reconocimientos, en la cual, la gran mayoría las víctimas los ubicó en el lugar.

Los mayores de la delegación de Strobel, como también los seis policías, algunos de los cuales, fueron lesionados de gravedad, reconocieron sin dudar a los agresores.

Finalizado el acto judicial, se conoció que tanto los abogados defensores y los fiscales de la causa Ignacio Aramberry y Cristián Giunta, acordaron varios puntos sobre el futuro de la investigación.

Morigeración

Lo primero que se resolvió en horas de la tarde fue mantener la prisión preventiva de los 13 imputados, pero "morigerando" la medida. De esta manera antes de las 20 de este viernes saldrán de la Unidad Penal de Paraná y comenzarán con la prisión domiciliaria por el término que sea necesario para resolver la acusación.

Este punto le trajo alivio a los violentos de la tribuna, como también a sus familiares que recorrieron entre el mediodía y la siesta el Palacio de Tribunales.

Solución inicial
También se dejó plasmado en las propuestas de los abogados y fiscales, que la gran mayoría de los barras están dispuestos a aceptar en lo inmediato el juicio abreviado. Para ello, se va a trabajar en cerrar la causa judicial con esta medida resolutoria cuyo bosquejo, tiene un acuerdo para finiquitarlo en febrero ante el juez que esté en turno.

De esta manera, los abogados defensores adelantaron a los fiscales que buena parte de los 13 imputados, están dispuestos, primero: a reconocer los delitos, para lo cual podría caberles una pena única de tres años de prisión en suspenso; esto derivaría en la aplicación de inhabilitaciones para acudir a espectáculos públicos y deportivos por el término de seis años.

Además, como es de estilo durante el tiempo de la condena condicional, deberán abstenerse de contactarse con las víctimas y participar de nuevos actos violentos, porque de lo contrario perderán el beneficio de la libertad ambulante.

Es la primera vez que Barras Bravas de un club son judicializados y quedan a las puertas de una condena, al menos en la provincia de Entre Ríos.