La Salle no le tiene miedo a las alturas

El elenco de Juan Carlos Lapalma dio vuelta el partido ante Las Flores y lo goleó 4-1. Por su parte, Sanjustino logró un triunfo agónico de local ante Nacional por 3-2. Colón se alejó al perder 3-1 con El Quillá.

Viernes 21 de Junio de 2013

Ernesto Titi Cantero

ovacion@unosantafe.com.ar

La Salle sigue firme en su objetivo de quedarse con el Apertura Raúl Crespi, tras golear por 4-1 en su visita a Las Flores. Pero Sanjustino tuvo que luchar mucho ante Nacional en el Coloso del Oeste para quedarse con un triunfo por 3-2 y seguir pegado a sólo una unidad del Colegial. Los dos se cortaron, faltando tres fechas para que finalice todo, ya que Colón perdió en su visita a El Quillá por 3-2, y el miércoles por la noche, en San Carlos, Argentino se quedó con una agónica victoria por 2-1 ante Colón (SJ).

Remontó y goleó

La pelea es franca y pareja con Sanjustino. La Salle sabe que lo único que tiene que hacer es ganar, empatar no le sirve, más si un poderoso como el Matador le pisa los talones. El partido se dio con una sorpresa en el primer cuarto de hora, cuando un tiro libre de Duré ejecutó un tiro libre desde la derecha para que Orellana abriera el marcador para la Naranja Mecánica. El Colegial tuvo varios exámenes durante las últimas fechas, y ayer tuvo que rendir otro: dar vuelta un resultado y aprobó con creces. Porque a los 22’ Bianco quedó en un mano a mano con Rucci, ganó el uno, pero el rebote lo tomó Luque para igualar.

Los de Lapalma se tranquilizaron y empezaron a dominar en el juego, hasta que a los 34’, un córner encontró la cabeza de Copello para poner el segundo. Un minuto más tarde el local sufrió la expulsión de Genovese, la primera de las cuatro que hubo en el Naranja, todos bien expulsados por Gonzalo Rodríguez.

La segunda parte mostró que al minuto La Salle quería cerrar todo temprano y así fue cuando Zapata desbordó, envió el centro pasado y Rodríguez definió para el tercero. Luego vino la expulsión de Lallana y, a los 14’, Luque convirtió el cuarto luego de recibir un centro de Dellara.

La impotencia del local continuó cuando las expulsiones infantiles de Duré y Banega dejaron al elenco de Lencina con siete hombres dentro del campo de juego. La Salle sigue demostrando que es cosa seria y ganó otra final. Ahora tiene otra el domingo cuando reciba a El Quillá, será otro duro examen que tendrá que sortear para llegar al objetivo tan deseado del campeonato.

¿Te gustó la nota?