Las FARC reconocen que tienen a un periodista como "prisionero de guerra"

La narcoguerrilla colombiana mandó una nota a un medio de comunicación en la que admite el secuestro. El periodista galo desapareció el pasado sábado tras un enfrentamiento entre insurgentes y militares.

Martes 01 de Mayo de 2012

Un reportero de Caracol Radio que había viajado hasta La Unión Peneya, la aldea rural en el departamento de Caquetá donde ocurrieron los hechos, recibió un llamado telefónico de una presunta rebelde a través del cual las FARC informaron sobre el paradero de Langlois.

"Tenemos al periodista francés en nuestro poder", expresó la mujer, según el corresponsal. "Lo hemos declarado prisionero de guerra", agregó sin hacer declaraciones sobre la decisión de la guerrilla, adoptada en diciembre, de renunciar a los secuestros de civiles. De acuerdo con el relato del reportero colombiano, los insurgentes justificaron esta decisión con el hecho de que Langlois llevaba un casco y un chaleco de uso militar.

En el llamado se confirmó, además, que el rehén presenta una herida de bala en el hombro, una versión que ya había trascendido en el relato de algunos de los militares que conformaban el grupo que fue atacado por la guerrilla el sábado, episodio que causó la muerte de cuatro elementos de las fuerzas de seguridad.

Langlois es corresponsal del canal France 24 y el diario Le Figaro. Al momento del ataque, cubría un amplio operativo antidrogas que había decomisado casi una decena de laboratorios de fabricación de cocaína.

Aunque en un primer momento tanto las autoridades de Bogotá como de París sugirieron que el periodista había caído en manos de esa guerrilla comunista, a lo largo del domingo y el lunes dichas aseveraciones fueron matizadas al punto de considerarlo como sólo una posibilidad. Pero en la tarde del lunes, el presidente Juan Manuel Santos volvió a apuntar a las FARC al decir que existían "claros indicios" de que eran las responsables.

Infobae

Acusación de la guerrilla

En momentos en que aún no estaba del todo claro qué había ocurrido con Langlois, la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), afín a las FARC, responsabilizó al gobierno de Santos por el caso.

"Es de suponer que es responsabilidad del gobierno de Colombia, al involucrar en sus filas militares a un ciudadano extranjero como reportero de guerra", indicó en un comunicado.

Según los militares que participaban en la misión, Langlois se despojó del chaleco y el casco blindados que le habían sido facilitados y se dirigió hacia el área desde la que disparaban los rebeldes, que pertenecían al frente 15 de las FARC.

En tanto, la Fuerza Aérea colombiana señaló este martes que continúa con los sobrevuelos en el sur del país para localizarlo .El lunes, el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón informó que se está tratando de ubicar al grupo insurgente que tendría en su poder al periodista, pero aclaró que por el momento no está contemplada ninguna operación militar de rescate y que cualquier decisión sería coordinada previamente con el gobierno de Francia.

¿Te gustó la nota?