Las lágrimas de Verónica Ojeda: “Diego no quiere a su hijo”

La exmujer de Diego Maradona habló en “Intrusos” con Jorge Rial y dio un testimonio desgarrador sobre lo que está viviendo con el hijo que tuvo con el ex futbolista. 

Martes 04 de Junio de 2013

Verónica Ojeda dio una entrevista exclusiva con el programa número uno del espectáculo, “Intrusos”, y respondió todas las preguntas de Jorge Rial y el panel del ciclo de América.

A continuación, algunas de sus declaraciones hablando de su maternidad y la relación que tiene con el astro del fútbol y su familia. En instantes, podrán ver el video de la nota.

“No sé por qué no quieren que hable. Yo quiero contar mi verdad. No sé por qué me hace esto. Me pone muy triste no poder hablar de mi hijo, no está bueno. Desde los 9 meses estuve sola, con mi familia al lado”.

“Yo no podía salir a hablar por respeto a Diego, pero estoy cansada de que salgan fotos, que digan cosas y me involucren donde no tengo nada que ver. Nadie me defiende. Era el momento de hablar”.

“Muchas cosas me llevaron a hablar. Diego vino un solo día a ver al bebé. No pude hablar con él. Venir con su nueva mujer fue una falta de respeto hacia mí. Esta chica estaba en la puerta de mi casa. En realidad, yo tampoco sabía que estaban en la puerta”.

“No entró con el auto porque estaciona en la puerta del garaje pero aparentemente él no quiso entrar. Tranquilamente, el de seguridad tiene el control como para abrir. De hecho cuando se fue, estaba lloviznando y mis padres le dijeron que entre el auto. Él dijo que salía. Después me di cuenta que era porque estaba esta chica”.

“No sé por qué vino con la chica. No lo entiendo. Es una falta de respeto, me dolió mucho. Nunca hable mal de nadie. Me decepcionó y me dolió”.

“No hubo una relación paralela mientras estaba conmigo”.

“Ni bien se enteró que estaba embarazada, se fue a Dubai. Se tenía que ir sí o sí. Alegre no estuvo, no le gustó. Yo me quedé acá, no podía viajar”.

“Si hubiera quedado embarazada por interés, ahora sería rica. Solamente tengo mi casa. Él pensaba que al cumplir 60 años quería tener un hijo, pero las cosas no se dieron así”.

“Tuvo una manera rara de cuidar a mi hijo. De hecho, lo llamaba varias veces al Dr. Cahe para ver cómo estaba yo”.

“Mi hijo no nació querido por su padre. Sí, cambiaron las cosas. Cuando vino a ver al nene, lo vi bien. No lo vio más. Por eso me duele todo lo que está haciendo ahora”.

“Él deja que se hable de mí. Si no, no estaría pasando todo esto. Mis padres me enseñaron a respetar a todos, por eso actúo así”.

“Ojalá que Diego se pueda convertir en un buen padre. Más que nada por mi hijo. Quiero que tenga un padre, una madre, una familia”.

“Cuando quedé embarazada, me abandonó. Esa es la palabra”.

“Esos 9 meses estuve muy triste. Tenía el apoyo de mi familia. Mi entorno muy chiquito que tengo”.

“Es una locura que me pongan un bozal legal para que no pueda hablar de mi hijo. ¿Qué hice de mal yo? ¿Tener un hijo?”.

“No tenía relación con las hijas de Diego. Nunca nos llevamos. Primero conocí a Gianinna cuando vivíamos en Parque Leloir. Después, a Dalma la conocí cuando internamos a Diego en el Güemes”.

“Fui la primera mujer que estuvo con su papá, después de su madre. Quizás era un poco de celos. La verdad que no las entiendo. Estoy pasando cosas muy tristes y muy feas como para fijarme en esas cosas”.

¿Te gustó la nota?