Las Leonas superaron a Nueva Zelanda 2 a 0 en octavos de final del Mundial de Londres con una actuación convincente. De esa forma se clasificaron a cuartos de final, donde enfrentarán a Australia, equipo que siempre es potencia en el hockey sobre césped femenino.

Las dirigidas por Agustín Corradini tomaron protagonismo desde el primer momento y fueron sólidas en todos los aspectos del juego. Noel Barrionuevo de penal abrió la cuenta, tras una infracción insólita de la arquera para evitar el gol en un córner corto.

Finalmente, tras una linda jugada colectiva, también en un córner corto, Delfina Merino liquidó el pleito empujando la bocha al arco. Australia ganó el grupo D y este miércoles desde las 16:15 será el rival de las Leonas. Las oceánicas representan un escollo muy grande para las albicelestes, que se encuentran en un proceso de recambio.

Tres son los partidos que lleva ganado el seleccionado argentino sobre cuatro presentaciones. En fase de grupos, la segunda fecha fue derrota ante Alemania por 3 a 2. Argentina formará con: Belen Succi; Agustina Habif, Bianca Donati, Noel Barrionuevo; Magdalena Fernández Ladra, Lucina von der Heyde, Florencia Habif, Rocío Sánchez Moccia; Martina Cavallero, Delfina Merino y María José Granatto. Como eventuales relevos estarán:Trinchinetti, Alonso, Albertarrio, Ortiz, Jankunas y Gomes Fantasia.

El objetivo del conjunto nacional es conseguir un nuevo título mundial, como sucedió en 2002 en Perth, y 2010 en Rosario, aunque ahora tiene por delante a un duro conjunto australiano, que pasó directo a cuartos de final por haber sido el primero de su grupo, tras haberse impuesto a Japón 3 a 2, e igualado con Bélgica 0 a 0, y con Nueva Zelanda 1 a 1.

En cuanto al choque ante las australianas, el head coach Agustín Corradini, señaló que "Hasta ahora fue tiempo de otras cosas, recién ahora nos vamos a poner a analizar en profundidad a Australia, un verdadero equipazo en todas sus líneas".

"Observé todos sus partidos de zona del torneo en vivo. Ya tengo en la cabeza lo que hacen, para mí el gran desafío está en cómo presionarlas, tienen dos grandes flickeadoras de 70 yardas, y en cómo cortarles el ida y vuelta" señaló el responsable técnico del equipo argentino.