Santa Fe

Lifschitz: "Intentamos acotar todo gasto que no sea indispensable"

El gobernador sostuvo que la provincia seguirá "priorizando" el gasto social y la obra pública que está en marcha, al tiempo que aseguró que "la provincia está sólida"

Miércoles 25 de Septiembre de 2019

El gobernador Miguel Lifschitz aseguró que la provincia "está sólida" pese a la crisis económica y que está "priorizando" el gasto que tiene que ver con las áreas sociales y la obra pública que ya está en marcha. También señaló que hubo algunos puntos de acuerdo en la reunión de transición que mantuvo con el mandatario electo Omar Perotti, entre ellos, postergar para después de diciembre el envío del proyecto presupuesto 2020 a la Legislatura.

El titular de la Casa Gris realizó declaraciones en Rosario tras la presentación del proyecto de ley del programa Nueva Oportunidad, el cual será enviado en los próximos días para ser tratado en la Legislatura, con el objetivo de "que tenga continuidad en el futuro".

· LEER MÁS: Lifschitz y Perotti se pusieron cara a cara para ordenar la transición y sacarle ruido

"La provincia está sólida y estamos priorizando el gasto; hemos definido mantener la obra pública sin generar nuevas licitaciones, al tiempo que intentamos acotar todo gasto que no sea indispensable que no tenga que ver con las áreas sociales", señaló Lifschitz tras ser consultado por la situación económica de la provincia.

Lifschitz apuntó que "después de las primarias la situación se ha puesto más complicada por la devaluación", lo cual provocó el aumento de los salarios por la cláusula gatillo de actualización automática, el incremento del costo de insumos para la salud pública, mientras la recaudación "cae a la baja".

· LEER MÁS: Las diferencias entre la provincia y los gremios por los contratados

Si bien hubo marcadas diferencias en las reuniones de transición realizadas entre los equipos de la administración saliente y los equipos técnicos del gobernador electo, Lifschitz confirmó que habló con Omar Perotti y le pareció "una postura razonable" el pedido de "posponer la redacción del presupuesto 2020 hasta después del 10 de diciembre", cuando asuma el gobernador electo junto al resto de su gabinete.

"Conversamos sobre los procesos licitatorios y definimos a cuáles podríamos darle continuidad y a cuáles convenía mantener en suspenso por ahora; también repasamos la cuestión financiera, el pase a planta del personal y el financiamiento externo, entre otros temas", agregó el actual mandatario, al tiempo que precisó que "en tema Seguridad no avanzamos demasiado porque no conocemos a los integrantes del nuevo gabinete".

Nueva Oportunidad

El gobernador presentó en Rosario el proyecto de ley que propicia la creación del programa Nueva Oportunidad en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Social, con el objetivo de garantizar que esta política pública permanezca a largo plazo.

“A diferencia de otros proyectos de ley que surgen de una idea, este es fruto de la construcción colectiva y la experiencia de trabajadores y jóvenes que hicieron carne el programa Nueva Oportunidad”, señaló Lifschitz.

· LEER MÁS: El gobierno confirmó la cláusula gatillo de septiembre pero insistió en una revisión mes a mes

El proyecto busca consolidar la experiencia destinada a jóvenes en situación de vulnerabilidad social, y que los acompaña en un trayecto pedagógico de capacitación y fortalecimiento de vínculos sociales, con herramientas concretas para que puedan construir sus proyectos de vida.

"Esta iniciativa surgió como una respuesta moderna contra la violencia, que se generaba –en ocasiones– por la falta de oportunidades, porque sabemos que no hay nada más violento para los jóvenes que ver cómo se les cierran las puertas y no hay una mano tendida”.

"Hasta hace unos años, había distintos tipos de políticas sociales, pero no solucionaban el problema porque ninguna daba una respuesta humana; lo más importante que tiene este programa es que es humano; es un camino para lograr un mundo más igual”, resaltó Lifschitz.

“Con esta ley se valora un proceso, una herramienta política e ideológica, que deja un cimiento de empatía, con un hondo sentido humano para hacer un mundo más solidario”, coincidió en afirmar Luciano Vigoni, director del programa.

El programa Nueva Oportunidad comenzó a implementarse en Rosario en 2013, trabajando con 320 jóvenes, y actualmente participan más de 17.800 jóvenes de 28 localidades de toda la provincia. El programa se articula en red con más de 260 organizaciones de la sociedad civil de distintos tipos y orientaciones.

Tras las capacitaciones en talleres, los jóvenes armaron más de 50 emprendimientos de trabajo denominados Unidades productivas y casi 30 empresas sociales que progresivamente se insertan en la comunidad mediante su producción.

Más jóvenes

Al inicio del acto, Alberto González, contó su experiencia: “Estuve dos años en la capacitación de baldosas hidráulicas y hoy soy acompañante en Villa Banana de 15 jóvenes que se están capacitando en carpintería. Este programa fue un logro que ayudó a bajar la violencia, pero tiene que seguir porque aún hay jóvenes sin trabajo”.

Por su parte, María Fernanda Alaniz, que se formó en capacitación dijo que el Nueva Oportunidad ayudó a que muchos jóvenes “salieran de las calles”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario