Ovacion

Lionel Messi, por el renacimiento

El Rosarino que conquistó Barcelona va en busca del sueño de los parisinos, Obtener la primera Champions de la historia

Lunes 13 de Septiembre de 2021

Nadie duda ni un poco que la bomba de verano fue la salida de Lionel Messi del Barcelona y su posterior llegada al París Saint-Germain. La noticia de que La Pulga, de quien se creía iba a pasar toda su vida con los blaugranas pero no se autorizó su renovación en LaLiga, cimbró a todo el mundo; incluso los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 llegaron a opacarse con la noticia de que el rosarino saldría del único club con el que había estado toda su carrera como profesional, con quienes debutó en octubre de 2004.

Pero como todo en la vida, siempre llega el momento de cambiar de aires y así le ocurrió al 10 de la selección argentina, que afronta una nueva misión y deja el fútbol de LaLiga de España para probarse en la Ligue 1, una competencia en la que parece que los parisinos no tienen mayores problemas – después de todo, han ganado el título en siete de los últimos nueve años – y eso es porque la verdadera misión será lograr lo que se les ha negado, sobre todo en los últimos dos años: ganar la UEFA Champions League.

Para esta temporada, el PSG se lleva la atención de todos con la llegada de Lionel Messi, quien parecía iba a durar toda su carrera con el Barcelona. Este hecho, inédito en el mundo del fútbol, ha hecho que muchos sigan de cerca la actividad de Leo Messi, de quien se espera muchas cosas y que incluso hay seguimiento en casas de apuestas y analistas deportivos sobre todo lo que pueda hacer esta campaña, desde los títulos que podría ganar y las distinciones individuales.

Si vamos por partes, nos daremos cuenta de que la prioridad del PSG no es que Messi conquiste la Ligue 1, pues además de aquella hegemonía en la última década – producto de los dólares invertidos por Qatar Investment Authority como propietario del club –, el astro argentino tampoco ha tenido tantas dificultades para coronarse en las competencias locales, al ganar diez veces LaLiga en 17 participaciones, con una efectividad del 58.82 por ciento en esos títulos.

Si esto no resulta suficiente, logró cinco subcampeonatos en dichos años, con solo un par de terceros lugares, una estadística que nos refleja que el Barcelona siempre compitió al más alto nivel contra rivales como el Real Madrid y el Atlético de Madrid, quienes siempre pelean por llevarse la gloria liguera.

En lo que a la Copa del Rey se refiere, Messi la ganó en siete ocasiones, mientras que la Supercopa de España la consiguió ocho veces, para un total de 25 trofeos regulados por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Un palmarés amplio y poderoso el que cuenta el rosarino.

Sin embargo, el PSG invirtió en Messi para ganar la Liga de Campeones de Europa, el torneo que no han podido conquistar y que lo más cerca que han conseguido ha sido el subcampeonato de 2020, en aquella edición atípica y sin público que perdieron contra el Bayern Múnich en Portugal.

La importancia de Messi en el Barcelona fue tal, que la superestrella argentina ganó cuatro de las cinco Orejonas con las que cuenta la institución: después del título conseguido en la temporada 1991-1992, el Barça vivió una época dorada con las Champions de 2005-2006, 2008-2009 (que forma parte del famoso sextete), 2010-2011 y 2014-2015.

Pero Messi ha batallado desde entonces para volver a proclamarse campeón de Europa: desde aquel último título, el Barça se estancó tres ediciones consecutivas en los cuartos de final; fue eliminado dolorosamente en semifinales por el Liverpool – posterior campeón – y humillado por el Bayern Múnich hace dos años. Incluso hace unos meses poco pudo hacer ante el propio PSG, que irónicamente se convirtió en su equipo.

Después de seis años de la última Orejona conseguida, las críticas y los reflectores han estado sobre el rosarino, quien llega al club como el principal atractivo de un equipo que ya había conformado un trabuco antes de su llegada: los fichajes de Sergio Ramos, Georginio Wijnaldum y Gianluigi Donnarumma fueron algunos de sus grandes movimientos, además de que contar con jugadores como Neymar, Keylor Navas, Ángel Di María y Kylian Mbappé – de quien se rumoraba podría salir al Real Madrid, pero finalmente no sucedió – hacen que muchos consideren que este equipo tiene todo lo necesario para terminar con su agonía y ganar el trofeo por el que han invertido tantos millones en tanto tiempo.

Pero la llegada al PSG se viene como anillo al dedo para Messi, que con el cambio de aires puede aspirar a un nuevo inicio y una reivindicación de su leyenda. Aquel joven que comenzó a jugar en el llano de Rosario, Santa Fe y que hoy es una leyenda mundial del balompié, puede consagrarse y demostrar que hay vida más allá del Barcelona, que incluso su figura es más grande a la del propio club blaugrana.

A su favor tiene el hecho de que aquel pesado yugo con la selección de Argentina se ha hecho más liviano cuando por fin ganó el ansiado título de la Copa América, al vencer a Brasil en la final. Sin duda alguna se ha convertido en un gran avance para un futbolista que ha tratado de resurgir y volver a lo más alto y que toda la afición celebró, incluido aquí en Rosario.

artículo messi psg foto 2.jpg

El primer golpe mediático ya lo dio el París Saint-Germain con el fichaje de Messi, quien rompió récord de ventas de jerseys e incluso hizo que muchos aficionados se reunieran en el aeropuerto, en la torre Eiffel y en el Parque de los Príncipes para celebrar la llegada del argentino, pero lo verdaderamente bueno se viene en la Liga de Campeones, donde comparten el Grupo A con el Brujas de Bélgica, el Manchester City – otro de los candidatos al título, pese a perder hace unos meses con el Chelsea – y el RB Leipzig.

En el papel, no debería haber mayores problemas para que Messi y el PSG ganen uno de los dos boletos para octavos de final – pelearán contra los Citizens por el liderato –, pero el verdadero reto llegará en los partidos de eliminatoria a ida y vuelta, donde La Pulga y el París Saint-Germain buscarán superar sus demonios internos y lograr una hazaña juntos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario