Santa Fe
Martes 19 de Junio de 2018

Los bomberos debieron apagar ocho incendios en viviendas por mal uso de la calefacción

Así lo indicaron desde la agrupación Bomberos Zapadores Santa Fe. La imprudencia o un pequeño descuido son suficientes para iniciar el foco ígneo. Recomendaciones para evitar accidentes.

La agrupación Bomberos Zapadores de Santa Fe debió apagar ocho incendios en viviendas de la ciudad de Santa Fe. Se trata de situaciones generadas durante el invierno, provocadas fundamentalmente por el mal uso de la calefacción.

Los focos ígneos tuvieron su inicio en una estufa o calefactor. Varios de ellos se iniciaron por colocar ropa a secar cerca de estos electrodomésticos. En los barrios más humildes de la ciudad, tanto los braseros como el uso imprudente de la electricidad, continúa siendo una preocupación.

LEER MÁS: El cuartel de bomberos de Santa Fe cuenta con una nueva unidad para rescate e incendios

En diálogo con UNO Santa Fe, el subdirector Daniel Almada, jefe de la agrupación Bomberos Zapadores Santa Fe, describió que este año "fue muy atípico" y destacó: "Vinieron varios días de lluvia, con humedad y mucha gente toma la decisión de secar la ropa con un calefactor, estufa u horno de la cocina".

"Con la llegada del invierno, el uso de la calefacción se multiplicó. En viviendas más precarias se suelen utilizar braseros y otros métodos de calefacción que no reúnen ningún tipo de seguridad", describió.

Sobre este punto, Almada recordó que "mucha gente humilde suele utilizar llantas de bicicleta conectadas a la corriente y así generan calor. A eso hay que sumarle que suelen ser ambientes chicos y cualquier descuido hace que se prenda fuego enseguida".

LEER MÁS: Hallaron muertos a la esposa y a uno de los hijos del senador nacional Luis Naidenoff


El responsable del cuerpo de Bomberos dio recomendaciones para evitar incendios en viviendas. "Uno debe ser conscientes de las situaciones de vulnerabilidad que se viven en algunos barrios y lugares de la ciudad", aclaró. Almada destacó como medida fundamental que los calefactores estén alejados, "al menos a un metro de distancia" de cualquier elemento.

Pidió además no dejar la vivienda sola, con los artefactos encendidos. "Siempre con presencia de personas. No hay que dejar la ropa cerca del calefactor e irse a hacer mandados o a trabajar", apuntó.

Sobre la intoxicación con monóxido de carbono, Almada recomendó: "Si es un artefacto nuevo, que cuente con la norma de seguridad Iram y que sea colocado con un gasista matriculado. Si el artefacto ya estaba colocado, realizar una inspección y limpieza. Tener los ambientes ventilados para que el aire se vaya renovando porque no debemos olvidar que cualquier llama requiere de oxígeno".

Leer más: Cómo prevenir una intoxicación por monóxido de carbono