Los sobrevivientes coinciden que tras el choque de trenes "todo fue oscuridad y gritos"

Cientos de personas que fueron rescatadas de los vagones del tren Sarmiento, relataron que a la colisión sobrevino un apagón de luz, gritos y desesperación. 

Jueves 13 de Junio de 2013

El estallido en forma simultánea al apagón de la luz y luego los gritos son los tres elementos en común de todos los testimonios de los pasajeros de los dos trenes que impactaron esta mañana a la altura de la calle Zapiola, a metros de la estación Castelar.

“Se apagó la luz de golpe y se escuchó una explosión, yo estaba en el último vagón. Lo único que se sentían eran gritos y la gente comenzó a desesperarse para bajar, se pisaban entre todos”, contó a Télam Germán Garay, quien se encontraba en el tren que fue impactado, cuando iba rumbo a su trabajo.

El joven indicó que "vio dos muertos, describió que “como todavía era de noche fue muy difícil todo y los que teníamos celulares alumbrábamos y había personas atrapadas entre los fierros”".

"“Fue terrible, yo trataba de ayudar a la gente mayor porque no podían bajar solos, tratamos de sacar a todos los que podíamos, pero había personas muy lastimadas que no sabés qué hacer, si moverlas o no”", agregó.

Sebastián Abaca, otro pasajero, aseguró que "“el tren estaba detenido, yo me había quedado dormido de nuevo y de repente sentí una explosión y se apagó la luz”".

“En el tren que yo iba había poca gente. "Cuando chocó se hizo como un acordeón y me lastimé con el asiento de adelante. Sentí una explosión, luego la oscuridad y los gritos“, contó Máximo, otro de los pasajeros.

“Me dieron nueve puntos en la frente y en la nariz, me hicieron placas estoy bien pero había muchos pasajeros que estaban muy mal"”, agregó.

Lida, de 26 años, dijo que viajaba “parada” y sintió “un ruido muy fuerte y todos se empezaron a caer, y otra gente estaba conmocionada y llorando”.

Francisca Alarcón, que vive en González Catán, y viajaba de Morón a Ituzaingó, en el tren que estaba detenido, dijo que “habitualmente el tren se detiene acá o más adelante y es normal que se detenga”.

La mujer, que estaba aguardando ser asistida, dijo a Télam que “estaba parada y sentí un ruido como una explosión y vi humo y todos se cayeron encima mío” y agregó que tiene “mucho dolor de cintura y piernas”.

También Eliseo, un pasajero que viajaba en el tren que estaba detenido, dijo que al momento del impacto escuchó “un ruido muy fuerte y se cayeron pasajeros uno arriba del otro” y que luego salió por sus propios medios y ayudó “a personas que estaban atrapadas” en la formación.

El hombre, que trabaja de noche y utiliza todos los días el servicio, detalló que “es habitual que el tren entre Castelar y Morón se detenga unos minutos”, aunque desconoce el motivo.

Juan, otro pasajero que viajaba hasta Merlo, iba en el primer vagón y contó que “había mucha gente parada y se escuchó un estruendo muy fuerte” tras lo cual “se fueron cayendo unos arriba de otros”.

Fuente: Télam.

¿Te gustó la nota?