Luce infartante con 73 primaveras

Esta secretaria jubilada se ha hecho famosa por lucir sensuales vestidos que muestra su espléndida figura. Contó su secreto, además de todas sus cirugías.

Martes 18 de Noviembre de 2014

Jane Pesch de 73 años es una mujer glamorosa que se considera sensual a pesar de su edad y no se avergüenza de admitir que ha recurrido a la cirugía estética para quitarse unos años de encima.

Vestida en un apretado minivestido negro, con medias de red y zapatos de tacón, dice sentirse muy bien y ser consciente de que luce muy bien, mientras su largo cabello rubio descansa sobre su espalda.

Es una secretaria jubilada, viuda y madre de tres a quien le desagrada la idea de que la edad vaya ligada a una manera de vestir "se supone que debería vestir algún confortable suéter y zapatos de piso, pero ¿qué hay de divertido en ello?"

Jane acepta que con la edad, la figura que mantiene no es algo que venga sin cuidado; cuando cumplió 60 años "la gravedad hizo de las suyas": sus mejillas comenzaron a caerse y lucía cansada, eso la frustraba sobremanera porque al verse en el espejo, ella no se sentía vieja, pese a que luciera como una mujer anciana.

En 1980 luego de tener a sus hijos se sometió a una operación de busto para levantarlo; hace seis años empezó a inyectarse Botox cada cierto tiempo, por lo cual ha invertido 60 mil pesos o 3 mil euros, "es un dinero bien invertido" asegura Jane.

Su esposo Walter falleció de una enfermedad pulmonar hace tres años y hace 10 uno de sus hijos falleció.

Jane tiene claras sus metas "no estoy interesada en relaciones a largo plazo porque ninguno puede remplazar a Walter, pero me gusta divertirme", de hecho tiene su perfil de Match donde liga con hombres que rondan los 50 años e incluso los 40; los hombres de 70 no le creen que tenga 73.

Fuente: The Mirror

¿Te gustó la nota?