El País
Viernes 26 de Enero de 2018

Macri les dijo a empresarios franceses que en la Argentina "se terminó el populismo"

El jefe del Estado compartió un desayuno y un almuerzo con los hombres de negocios franceses, durante los cuales agradeció "el enorme apoyo de todo el mundo" y afirmó que el país está "en el camino correcto".

El presidente Mauricio Macri mantuvo este viernes dos encuentros con empresarios franceses, ante quienes agradeció "el enorme apoyo de todo el mundo" y subrayó que su administración hizo que el país saliera del "ciclo populista, sin crisis económica".

El jefe del Estado compartió un desayuno y un almuerzo con los hombres de negocios franceses, durante los cuales agradeció "el enorme apoyo de todo el mundo" y afirmó que el país está "en el camino correcto".

"Son bienvenidos, queremos trabajar con ellos y estamos muy agradecidos por la apertura hacia nosotros desde el principio", fue uno de los mensajes del mandatario en el almuerzo, según un comunicado de Presidencia de la Nación.

Ante los empresarios, Macri destacó que la Argentina salió de "un ciclo populista": "Estamos ante un nuevo escenario político, con el final de la era populista, y decidimos hacer esto sin una crisis económica, con reglas democráticas. Eso nunca había pasado antes en la Argentina".

"Hemos dejado atrás esa experiencia ligada al populismo que solo ha profundizado la pobreza y había tenido como eje el aislamiento, que no es buen compañero en un mundo globalizado", aseveró el mandatario en un desayuno que mantuvo más temprano con empresarios.

Tras destacar el triunfo en las elecciones de 2017 "con una performance mejor que en las presidenciales de 2015", aseguró que está "muy entusiasmado". Macri también afirmó que la economía está "en orden de vuelta" y que su gestión va "en el camino correcto".

"Los argentinos entendieron y aprendieron que queremos crear el país que merecemos, sin pobreza, que es mi principal desafío de gobierno", remarcó en el almuerzo, ante el auditorio empresarial en el edificio del grupo Rothschild.

Indicó que, si bien algunas de las medidas adoptadas "no fueron las políticamente correctas", los objetivos de gobierno quedaron avalados por el voto popular "en las elecciones de medio término".

Algunos presentes en el almuerzo fueron Alexandre Bompard (presidente de Carrefour); Sven Boinet (vicepresidente de Accor, cadena hotelera); Jean Paul Agon (presidente de L''Oréal); Serge Weinberg (presidente de Sanofi, farmacéutica); Jacques Breton (vicepresidente de Arianespace, tecnología de lanzamiento de cohetes); Laurent Dassault (director de Operaciones de Dassault Aviation, fabricante de aviones comerciales y de combate); Michaël Fribourg (presidente de Chargeurs, productora textil); Xavier Durand (presidente de Natixis, banco corporativo y de inversión) y Simón Barceló (co-presidente del Grupo Barceló, cadena hotelera).

El Presidente destacó el acompañamiento de referentes opositores en su gira, y ante los empresarios nombró al gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet. "Aquí vine con el gobernador Gustavo Bordet, de Entre Ríos, una provincia muy importante de la Argentina. Él es peronista y estamos trabajando juntos, de manera diferente a como se hacía antes", indicó.

El canciller Jorge Faurie; los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, de Agroindustria, Luis Etchevehere; el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el embajador Mario Verón Guerra acompañaron también a Macri.

Además de los empresarios mencionados, también escucharon al Presidente otros hombres de negocios, de distintas nacionalidades. Estuvieron en el almuerzo Antoine Gosset-Garinville (fundador de BDGS Associés, estudio de abogados especializado en derecho internacional); Luisa Todini (presidenta de Todini Finanziaria, constructora italiana); Laurent Freixe (vicepresidente ejecutivo de Nestlé, productora de alimentos); José Manuel González-Páramo (director ejecutivo de BBVA, entidad bancaria española); Giovanni Castellucci (presidente de Atlantia, inversionista italiano en infraestructura vial); Jean-Louis Chaussade (presidente de Suez, administración de servicios de agua); Henri Popupart-Lafarge (presidente de Alstom, constructora de material ferroviario), y David de Rothschild (presidente del Banco Rothschild).

Al compartir esta mañana un desayuno de trabajo con un centenar de representantes del Movimiento de Empresas de Francia (Medef), una asociación de pequeñas y medianas empresas, Macri subrayó: "Nos hemos reunido con todos y eso nos permite ser parte de este mundo globalizado".

En el desayuno, Macri estuvo acompañado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y volvió a ponderar "la potencialidad que tiene la Argentina", además de destacar que su gestión "ordenó la economía e hizo grandes avances con el apoyo de la gente y de la oposición".

En el desayuno, puntualizó en "el desarrollo del yacimiento de Vaca Muerta, donde hay una roca de enorme calidad para explotar". Resaltó a su vez que el Gobierno alcanzó allí "un acuerdo de productividad con el gremio, el primero firmado en la Argentina", lo que permitió "reducir los costos en un 50 por ciento".

En ese marco, afirmó que la Argentina "espera ser una potencia en energías renovables, con los vientos de la Patagonia y la solar en la zona norte del país", y les contó a los empresarios que ya fueron lanzadas licitaciones para líneas de transmisión.

También les planteó que existen en Argentina 750.000 kilómetros cuadrados para desarrollar la actividad minera, con "enormes potencialidades" de explotación por parte de "empresas responsables que cuiden el medio ambiente".