Santa Fe

Manzanas Solidarias impulsa una cooperativa de trabajo en zona norte

Empujados por la necesidad de encontrar nuevas alternativas de sustento económico para los vecinos, los miembros de la ONG pusieron en marcha Aromitos.

Viernes 24 de Marzo de 2017

En el marco de la coyuntura de crisis actual, con el objetivo de forjarse un nuevo sustento económico y aprender a trabajar en grupo, varios miembros de la asociación civil Manzanas Solidarias crearon Aromitos, Productos Cooperativos, un espacio que se basa en la producción y comercialización de productos nativos.

En ese contexto ya pusieron a la venta resaca de río, un sustrato extraído de las orillas de la laguna Setúbal que puede utilizarse como abono y mejorador de la tierra; y se proyecta seguir con la realización de árboles nativos, artesanías especiales que remitan a la zona donde están emplazados (cercanos a Playa Norte); y mucho más.

"La idea es ofrecer algo diferente a la comunidad, fruto del esfuerzo colaborativo de los 25 adultos, jóvenes y niños que conforman la cooperativa", comenzó a explicar la presidenta de la ONG, Liliana Berraz, quien detalló que cada integrante tiene un rol central y específico que va desde el trabajo concreto, la difusión y comercialización.

"Además -dijo- ya se estableció que los ingresos de ganancias se distribuirán en dos partes. Una para los adultos, que son los que remitieron la necesidad de contar con ello para sus familias; y otra para los niños, que irá a un fondo común con el fin de utilizarlo oportunamente para salidas grupales o para cubrir necesidades individuales de los mismos".

En esa línea, la mujer invitó a los interesados en conocer su propuesta y adquirir la resaca de río embolsada, a acercarse los viernes de 16 19 a la sede de Manzanas Solidarias (Riobamba y Matheu), o los sábados de 9 a 11 a la huerta que tienen instalada en Larrea al 800.

En detalle

Según se especificó, la resaca de río que se comercializa es sometida a un proceso de limpieza previo a ser embolsada. Asimismo, se mencionó que la misma "tendría no menos de 20 años de acumulación dentro del agua".

Respecto de los beneficios del producto, desde Aromitos dejaron en claro que la misma "nutre a la tierra, es decir que aporta una gran cantidad de materia orgánica con nutrientes y microorganismos que son fácilmente aprovechados por las plantas; sirve como abono, ya que es muy liviana y su pH no permite el endurecimiento del suelo; y mejora la tierra, por lo que se recomienda usarla especialmente para cultivos de interior".

Volviendo a las raíces

Liliana Berraz, de Manzanas Solidarias, hizo hincapié en que la propuesta de puesta en marcha de la cooperativa surgió a raíz "de la difícil situación que están viviendo hoy las familias que tienen como único sustento el trabajo de oficio, como albañiles o changarines. Una alternativa de salida laboral que hoy se ve muy perjudicada debido a la situación económica que está el país".

"Nuestra institución nació en 2001, justamente en un momento coyuntural muy difícil, como alternativa de ayuda para las familias de la zona norte que más lo necesitaban respecto de lo que implicaba cubrir sus necesidades básicas, de la mano de los vecinos de toda una manzana (de allí su nombre). Con el tiempo se conformaron talleres recreativos y de formación; y hoy estamos de cara a esta nueva propuesta que esperamos cuente con el acompañamiento de toda la comunidad".

Por más datos e información, visitar el perfil de Facebook: Aromitos.

¿Te gustó la nota?