Los restos de Carmen Loseco de Noguera, Mariela Noguera, Sonia Noguera y Ailén Soto son velados en una conocida sala de la ciudad ubicada en Saavedra al 2900. Desde las 14, familiares, amigos y conocidos se acercaron al lugar para dar la última despedida a las mujeres asesinadas a sangre fría en barrio Alfonso.

En pareja o en grupos, los abrazos y llantos se replicaron en el ambiente, todos aún conmocionados por una masacre que enluta a la ciudad de Santa Fe.

Franco, el único sobreviviente de la matanza e hijo de Sonia Noguera, fue parte de la ceremonia luego de haber sido dado de alta en forma transitoria del hospital Cullen. El menor recibió un disparo en el brazo segundos después de que el agente penitenciario Facundo Solís matara de un disparo en la cabeza a su mamá, Sonia.