El joven de 17 años que ingresó al Cullen en horas de la siesta con una herida de bala se recupera favorablemente. Se trata del único sobreviviente de la matanza ocurrida este viernes en barrio Alfonso de esta ciudad.

Autoridades del nosocomio indicaron a UNO Santa Fe que el adolescente ingresó con una herida de bala en uno de sus brazos y que se encuentra fuera de peligro.

Todo empezó antes de las 15, cuando un suboficial del Servicio Penitenciario integrante del Grupo de Operaciones Especiales Penitenciarias (GOEP) llegó a la casa, mantuvo una discusión con su exmujer y la mató a balazos.

Después, fue hasta el inmueble contiguo y asesinó a su exsuegra, su excuñada, la hija de su exmujer y el novio de ella. A todos los ejecutó con su pistola reglamentaria calibre 9 milímetros. Después se atrincheró hasta que fue retirado por la fuerza policial con vida.