El joven de 17 años que ingresó al Cullen en horas de la siesta del viernes con una herida de bala se recupera favorablemente. Se trata del único sobreviviente de la matanza ocurrida en barrio Alfonso.

Autoridades del nosocomio indicaron a UNO Santa Fe que el adolescente ingresó con una herida de bala en uno de sus brazos y que se encuentra fuera de peligro.

"Tiene una fractura expuesta de cúbito, por lo que está inmovilizado y con una férula de yeso", explicó el doctor Juan Pablo Poletti, al tiempo que detalló que el adolescente se encuentra internado en una sala donde está acompañado por dos familiares.

En ese sentido, el profesional remarcó que el chico se encuentra controlado por el equipo de traumatología y salud mental y que se le daría un alta transitoria con compromiso de regreso en caso de que la Justicia dé lugar a que se proceda con el velatorio de sus familiares, principalmente su madre.

"En ese caso se solicita a un responsable, dado que él es menor, que firme la autorización y se hacen las adaptaciones médicas pertinentes", dijo y cerró: "Se adapta el suero, se lo cierra y se venda para que no tenga exposición".