Una vecina de una de las viviendas de barrio Alfonso, la ubicada en Monseñor Zazpe al 4100, en las que el viernes a la tarde se produjo una masacre que terminó con cinco personas asesinadas, habló sobre el hecho.

Liliana aseguró a los medios: "Sentí los disparos, pero pensé que eran cohetes, y la vecina de enfrente me avisó qué estaba pasando".

Con respecto a la personalidad de asesino, Liliana expresó que "lo habían sacado de la casa porque tenía una restricción para acercarse a su familia. Era conflictivo con ella y con los vecinos, siempre. La señora había hecho denuncias porque era muy agresivo".

Para finalizar, Liliana aseveró: "Imaginábamos que podía llegar a pasar algo así".