Un agente del Servicio Penitenciario de Santa Fe quedó detenido esta tarde por haber matado a balazos a su ex pareja, a la hija de ésta y su novio, a su ex suegra y a su ex cuñada en barrio Alfonso.

El agresor fue identificado como Facundo Solís, quien se desempeña en el Servicio Penitenciario de la provincia. En tanto, su ex mujer fue identificada como Mariela Noguera, quien murió como consecuencia de varios disparos de pistola.

Tras atacar a Noguera, en una vivienda de Monseñor Zazpe al 4100, Solís se dirigió hacia otras dos casas de la misma cuadra donde, de acuerdo a los investigadores, allí, ejecutó a balazos en la cabeza a su ex suegra, su ex cuñada, la hija de su ex pareja y al novio de ésta, y además hirió en uno de sus brazos a un hijo de la primera víctima, quien se encuentra internado fuera de peligro en el hospital José María Cullen.

Vecinos del lugar convocaron a las fuerzas de seguridad tras escuchar los disparos y minutos después la casa donde se atrincheró al atacante fue rodeada por decenas de policías de la sección Orden Público, Agrupación Cuerpos e Investigaciones.

Tras una breve negociación, Solís se entregó y fue inmediatamente trasladado a una dependencia policial, en momentos en que se agrupaban numerosos vecinos que comenzaban a enterarse de lo sucedido y a mostrar su indignación. Una de las vecinas del lugar, que se identificó como Liliana, sostuvo que podía imaginar que podía suceder una situación como la de hoy porque Solís "era muy agresivo".

"Lo habían sacado de la casa porque tenía una (orden de) restricción para acercarse a su familia. Era conflictivo con ella y con los vecinos, siempre. La señora había hecho denuncias porque era muy agresivo", señaló a la prensa. La mujer, que vive en cercanías a las casas de las víctimas, completo diciendo: "Imaginábamos que podía llegar a pasar algo así".

La masacre ocurrida hoy se da a un año del cuádruple homicidio que enlutó a la ciudad de Santa Fe el 24 de diciembre de 2016, cuando Marco Feruglio asesinó al padre, la hermana, la madre, y la pareja de la madre de Romina Dusso, su ex esposa y madre de tres hijos. Feruglio fue condenado por los cuatro crímenes a prisión perpetua y a su ex mujer resolvió no asesinarla, ya que le dijo: "A vos no te voy a hacer nada, para que sufras".