Masacre de Mendoza: continúa el misterio sobre el cuádruple crimen

Los familiares del niño de 11 años, Ezequiel Martínez, acusado de matar a su madre y abuelos, desmintieron que padeciera esquizofrenia y ahora las miradas apuntan a su amigo, dos años mayor.

Domingo 11 de Diciembre de 2011

Tras el violento cuádruple crimen en Mendoza, integrantes de la familia del niño de 11 años sospechado de matar a su madre y sus abuelos (y a su vez luego asesinado por un amigo de 13 años) [%(link0)]negaron que este hayan padecido esquizofrenia y aseguraron que "era un chico normal".

La conmoción continúa y la investigación sigue su curso en la ciudad mendocina de las Heras debido a brutal hecho en el que un niño de once año habría matado a su madres y abuelos y luego habría sido asesinado por su amigo dos años mayor. Aunque en un comienzo se sospechó de la más pequeña de las víctimas, las nuevas pruebas podrías cambiar las hipótesis.

Tras el crimen, los vecinos de la casa ubicada en San Pedro al 1900 salieron a sostener que el niño de 11 años padecía esquizofrenia y era violento, pero ahora sus tíos lo niegan y presentan pruebas.  Los tíos y una de las primas del menor fallecido mostraron los resultados de una resonancia magnética que le hicieron a Ezequiel el 21 de noviembre pasado, la cual descartaría la versión de la esquizofenia.

Según la conclusión, avalada por cuatro profesionales de la Fundación Escuela de Medicina Nuclear, el cerebro del niño fallecido estaba "dentro de los límites normales" para su edad.

En tanto, el niño de 13 años -único sobreviviente de la masacre- declaró haber matado a su amigo menor en defensa propia, tras ver como él había asesinado a su madre, su abuela y su abuelo. El menor se atribuyó el asesinato a puñaladas de Ezequiel Miguel, de once años, pero no mencionó lo que ocurrió con los crímenes de la madre y los abuelos de la víctima menor de edad.

El fiscal de menores Gustavo Fermanche le tomó declaración el viernes último al chico tras lo cual decidió que quedara a cargo del Órgano de Protección de Derechos, que depende de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF).

¿Te gustó la nota?