Masacre en Santa Fe
Martes 02 de Enero de 2018

La fiscalía ratificó que Solís planificó los crímenes

En las instalaciones de la Fiscalia de Homicidios del MPA, la doctora Cristina Ferraro brindó detalles sobre el quíntuple asesinato de barrio Alfonso.

A cinco días de la masacre que sacudió a la sociedad santafesina,desde el MPA estiman que Solís planificó los crímenes.
La fiscal Cristina Ferraro ratificó que se formularon las imputaciones calificadas como femicidios vinculados, cuatro en grado de consumación y un femicidio vinculado con grado de tentativa en contra de su sobrino. "Esta calificación implica que nosotros entendimos por los elementos reunidos hasta el momento que Facundo Solís cometió estos cinco hechos con el propósito claro de causar un sufrimiento en Mariela Noguera, que era la persona con la que había mantendio una relación de pareja durante un tiempo considerable. Y también se le atribuyó el femicidio en contra de Noguera", sostuvo Ferraro.
Para confirmar que los crímenes habían sido planificados por Solís desde la fiscalía se basaron en los hechos que rodearon a los mismos.
"El hecho de que Solis concurrió al lugar de los hechos primero a retirar a sus hijos de allí y además cómo fue dándose el hecho de que primero ingresó a un domicilio e incluso, después y donde estimamos le quito la vida a Ailén y a Yoel".
Otro punto central que Ferrero destacó es el llamado que Solís realiza a Mariela Noguera y el cual esta última transmite a un amigo y remisero, que la traslada a su vivienda. "Solís la había llamado y le había dicho que había matado a Ailén y a su novio y que luego iba a continuar con su grupo familiar, hizo mención específica de que iba a ir por su mamá y el resto de su familia y que iba a matar a quien se le cruzara", relató la fiscal. "Esto da la pauta de que fue planificado y también con el propósito de querer causar un sufrimiento en Mariela diciéndole claramente esto a través del llamado".
En lo que consta de la investigación confirmó que Mariela Noguera solo había realizado una sola denuncia a principio del mes de diciembre. "Luego había decidido no instar la acción penal- aclaró Ferraro- Esto implica que tratándose de un delito que para compobarse requiere se siga adelante con el impulso de una acción, ella decidió no hacerlo por lo que los fiscales constaron. Este obstáculo impide proseguir, porque no permite actuar de oficio".
Punto y seguido confirmó que no había medida de restricción, así como tampoco pedido de un botón de pánico. Ante la ausencia de medidas restrictivas contra Solís, podía hacer uso de su arma de manera normal, ya que no había una acción penal contra la persona del penitenciario.
Ferrero sostuvo que se está trabajando a fondo en el caso, sin embargo con los elementos que surgieron hasta la fecha, se evidencia con claridad que era una relación de pareja violenta. "Mariela atravesó diversos padecimientos tanto psicológicos como físicos, fue difícil ponerle fin a la relación", sostuvo la doctora.