La cátedra de Derecho Comercial II fue la materia que se encontraba dando en la Universidad Nacional de Rosario, Ricardo Silberstein el 29 de abril del 2003, cuando en la ciudad de Santa Fe el Salado desbordó y provocó 18 muertes, causando la peor tragedia que se registró en la historia de la capital provincial.

Para el hoy ministro de Justicia de la provincia, la causa que investigó ese episodio fatal y que por el momento se encuentra estancada en los tribunales de Santa Fe, "es una de las asignaturas que tiene hoy el sistema judicial".

•LEER MÁS: Inundaciones, un documental que nació de las entrañas y el dolor

•LEER MÁS: 15 años, 15 fotos

"Fue uno de los hechos más dramáticos que tiene la historia de Santa Fe contemporánea", sostuvo en una entrevista realizada con UNO Santa Fe en su despacho de la Casa de Gobierno.

"Un proceso que dura quince o veinte años en el Estado es dañino desde el punto de vista simbólico. No solo para las víctimas sino para la misma sociedad porque se consigna la impunidad", agregó el funcionario.

•LEER MÁS: Rechazaron nuevamente el pedido para que la causa Inundación prescriba

—¿Cómo evalúa que hayan pasado quince años y la Justicia todavía no llegó a ninguna sentencia?

—Es una de las asignaturas que tiene hoy el sistema judicial. Los jueces son una parte importante del sistema pero el sistema son los jueces, los abogados, los funcionarios. Una de las grandes asignaturas que tiene el sistema es darle respuesta rápida a los conflictos, civiles, laborales y obviamente penales. Es dañino para todos, porque si una persona es imputada y es inocente tiene que vivir prácticamente toda su vida con una imputación habiendo sido inocente. Y por otro lado, la sensación de impunidad, si hay alguien que es culpable y no ha sido sancionado, significa que no hubo una respuesta de parte del Estado. Un sistema que permite que fiscales, defensores o jueces puedan dilatar un proceso diez o quince años es porque es una situación anómala. Ningún sistema puede permitir que cualquiera de los operadores puedan dilatar de esa manera la extensión del proceso. Por eso se cambia el sistema procesal penal en Santa Fe.

—¿Cree que la falta de experiencia de parte de la Justicia en atender este tipo de causas, de estragos culposos, fue también un condimento más para que se extienda durante tanto tiempo el proceso judicial que en la actualidad continúa sin sentencia?

—En general el sistema penal, no solo el santafesino, sino también el argentino, está preparado o entrenado para resolver delitos más simples: el homicidio o el robo. Digamos que son estructuras que son preparadas para resolver situaciones mucho más sencillas. Cuando hay que resolver delitos que dependen de pericias de complejidad, de recolección de pruebas, es donde juegan muchas veces las apreciaciones. Cada vez más la resolución de los conflictos penales, laborales o sea el que sea, exige un sistema interdisciplinario. Debe haber dentro de las estructuras del Poder Judicial, ingenieros, médicos, psicólogos, contadores; es decir no tener que estar recurriendo a peritos que provengan de estructuras fuera del Estado. Por ejemplo, si buscamos a peritos relacionados con temas de gas, normalmente son vinculados a las empresas. Entonces se generan ciertas suspicacias de cuál es la relación o la vinculación o la independencia que puedan tener.

•LEER MÁS: Memorias del Salado

VER ESPECIAL

•LEER MÁS: "Subimos a la canoa a las 20.30, con el agua a dos metros", el recuerdo de quien era el director del Alassia

—¿Cómo tomó el fallecimiento del exintendente Marcelo Álvarez, imputado en la causa de la inundación de Santa Fe?

—Si este hombre hubiera sido inocente vivió toda su vida con la espada de Damocles, es decir ser sospechado durante quince años. En tanto, si hubiera sido culpable realmente ahora se deviene la sensación de impunidad. Un sistema judicial que no resuelve en tiempo y forma los conflictos genera desazón en la sociedad.

•LEER MÁS: Aprender a recordar sin fotos

•LEER MÁS: El trabajo colectivo como eje de la reparación

—¿Usted piensa que el exgobernador Carlos Reutemann debería haber sido imputado en la causa?

—No he estudiado profundamente la causa. Por el cargo que ocupo, mi opinión es de un técnico del derecho, no es solamente de una apreciación política. No corresponde que yo opine técnicamente si debía ser imputado el exgobernador.

—¿Piensa que habrá sentencia?

—Yo siempre he tenido fe en que el sistema judicial tiene que resolver este tema y lo tiene que resolver definitivamente.