Derrumbe en Miami

Miami: un bombero encontró el cuerpo de su propia hija

Stella Cattarossi vivía con su mamá argentina, Graciela, en el edificio. Su padre es bombero de Miami y en el momento del hallazgo estaba en la "zona cero"

Sábado 03 de Julio de 2021

Un bombero que respondió al colapso del edificio en Miami encontró el cuerpo de su propia hija de siete años entre los escombros. El espeluznante descubrimiento se hizo el jueves por la noche mientras los rescatistas continuaban excavando en las torres Champlain Towers South.

Se informó que los rescatistas sacaron el cuerpo de la niña de entre los escombros, y su padre la cubrió con su chaqueta y colocó una pequeña bandera estadounidense en su camilla.

El cuerpo de la niña fue escoltado fuera del área por el padre, su hermano y un grupo de bomberos que la sacaron de los escombros. Otros bomberos se alinearon en la calzada para mostrar su apoyo mientras la afligida familia se marchaba.

"Nuestros corazones y oraciones están con las familias afectadas por esta horrible tragedia", dijo Joseph Zahralban, jefe del Cuerpo de Bomberos de Miami. "Podemos confirmar que un miembro de nuestra familia del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Miami perdió a su hija de siete años en el colapso. Fue recuperada anoche por miembros de nuestro Equipo de Búsqueda y Rescate Urbano, Florida Task Force 2”.

bombero Miami edificio.jpg

Además de la niña, los restos de otra persona fueron encontrados y retirados de los escombros el jueves, con lo que el número de muertos asciende a 20. Aún quedan cerca de 130 personas desaparecidas.

La niña se encontraba entre las 22 víctimas mortales halladas luego del derrumbe, mientras 126 personas permanecían "en paradero desconocido", según la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

Había otras dos niñas entre los muertos: las hermanas Guara, Emma, de 4 años, y Lucía, de 11; mientras que sus padres, Anaely Rodríguez, de 42 años, y Marcus Joseph Guara, de 52, también murieron.

Los equipos de rescate, que trabajan en turnos de 12 horas, continuarán la búsqueda de personas bajo los escombros, siempre que se cumplan ciertas condiciones de seguridad para sus vidas.

El asistente del jefe de bomberos de Miami-Dade, Raide Jadallah, confirmó que los equipos de búsqueda y rescate no han vuelto a escuchar una voz o sonidos humanos entre los escombros desde la mañana del colapso el 24 de junio.

La búsqueda ha continuado casi sin parar desde el colapso de la torre, y los rescatistas solo se detuvieron para esperar a que pasara un rayo y, más recientemente, por temor a que los escombros se derrumben aún más, atrapando, hiriendo o matando a los rescatistas.

"El edificio en sí no se ha movido, sin embargo, los escombros en la pila debajo del edificio, así como los escombros en el edificio, de tamaño significativo, se habían desplazado", dijo Scott Nacheman, un especialista estructural del Equipo de Apoyo para Incidentes de Búsqueda y Rescate Urbano.

Después de una evaluación realizada por ingenieros estructurales, la búsqueda se consideró segura y los rescatistas regresaron a los escombros. Pero una estructura cambiante puede no ser el único obstáculo con el que los rescatistas tendrán que lidiar en los próximos días.

El huracán Elsa está girando en la costa este de los EE. UU. y podría pasar sobre Surfside, aunque afortunadamente los pronosticadores solo le dan a ese escenario un 15 por ciento de posibilidades de que se desarrolle.

Sin embargo, si eso ocurriera, los funcionarios de rescate dijeron que los trabajadores permanecerían a la vista hasta que fuera demasiado peligroso quedarse.

bombero Miami edificio21.jpg

Es hija de una argentina, también desaparecida

La niña de siete años, cuyo cuerpo fue hallado entre los escombros del edificio que se derrumbó en la localidad de Surfside, cerca de Miami, el 24 de junio pasado, fue identificada como Stella Cattarossi, hija de una argentina que vivía desde hacía varias décadas en Estados Unidos.

Stella era hija de Graciela Cattarossi y de un bombero de Miami que en el momento del hallazgo se hallaba en la “zona cero” apoyando los trabajos de rescate, aunque no estaba excavando.

Ambas vivían en el departamento 501, en Champlain Towers South junto a los padres de la mujer, Graciela y Gino Cattarossi, de nacionalidad uruguaya.

En el momento del accidente también compartía el departamento la tía de Stella, Andrea Cattarossi, que estaba de visita en Miami, vivía en la Argentina, y tenía tres hijos.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, el jefe de los bomberos de Miami, Joseph Zahralban, y el capitán Ignatius Carroll, vocero del departamento, dijeron que el equipo de la Fuerza Especial de Florida 2 Miami encontró su cuerpo el jueves por la noche y que su padre es un veterano de 10 años del departamento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario