Muchas variantes con pocos resultados

Para visitar al Tomba, Mario Sciacqua haría ingresar a Germán Lesman en lugar de Chevantón; a Adrián Bastía por Costa y a Gabriel Graciani en reemplazo de Iván Moreno y Fabianesi.

Martes 06 de Diciembre de 2011

Un empate ante un Vélez que jugó con un equipo alternativo repleto de juveniles y la derrota de manera categórica ante Racing en condición de local no hace otra cosa que marcar de manera cabal la realidad futbolística de Colón que bajó su nivel en los últimos dos encuentros con actuaciones individuales muy pobres, fundamentalmente en la mitad de la cancha. Y a eso hay que sumarle la ausencia por lesión de Esteban Fuertes y de Javier Chevantón por expulsión. En este contexto la baja de Tomás Costa por una molestia muscular no debería llamar demasiado la atención teniendo en cuenta su pobre rendimiento.

Sinceramente, es muy poco lo que se puede rescatar de Colón en el presente ya que el equipo defeccionó en sus últimas dos presentaciones. Uno de los puntos altos que tiene el sabalero en estos momentos es el defensor Ronald Raldes, quien viene siendo la figura del elenco rojinegro debido a la regularidad que está mostrando producto de un aplomo que nunca evidenció con la camiseta de Colón. El otro futbolista que por momentos marca la diferencia es Martín Luque, quien venía siendo figura pero que en el último cotejo ante Racing no mostró su mejor cara pese a ser de los pocos que salvaron la ropa. Indudablemente que para este encuentro Colón se apoyará en las estadísticas, aquellas que marcan que el equipo de Mario Sciacqua apenas perdió un encuentro en calidad de visitante (Tigre) y que cimentó su campaña jugando lejos de Santa Fe.

Aunque suena reiterativo mencionarlo, Colón no funciona en la mitad de la cancha; el cuerpo técnico probó todo tipo de variantes sin ningún resultado, un ejemplo de ello es que a Tomás Costa lo ubicó por el sector izquierdo, por el derecho y también por el medio sin resultado alguno. Moreno y Fabianesi jugó mal la mayoría de los partidos pese a que convirtió dos goles y Bastía alternó más malas que buenas con lo cual apenas se puede destacar la seguridad de Prediger que encima bajó su nivel en el tramo final del campeonato. Sin su máxima referencia en el área como es el caso del Bichi Fuertes y con un Higuaín que parece ser el del torneo pasado, al sabalero le cuesta demasiado generar situaciones de gol y un ejemplo de ello es que ante Racing, Raldes y Pellegrino fueron quiénes estuvieron más cerca de marcar.

¿Te gustó la nota?