Es la tercera semana de paro docente en la Escuela Industrial Superior (EIS) por el conflicto salarial que afecta a 57 universidades nacionales, incluida la Universidad Nacional del Litoral institución de la cual depende la secundaria técnica. Este miércoles sus estudiantes participarán de una vigilia frente a rectorado junto a universitarios, docentes e investigadores en defensa de la educación pública. Directivos de la EIS niegan que se pierda el año lectivo y esperan a que se resuelvan las negociaciones para ver los pasos a seguir.

La joven Valentina Olivares, parte del Centro de estudiantes de la Escuela Industrial Superior y apoderada de la agrupación Quimera expresó en uno sobre la movilización que se realizará mañana: "Es una actividad que nos interpela como escuela secundaria dado que la mayoría de los docentes se adhirieron a los paros y también decidieron no tomar exámenes en la última fecha. Tenemos profesores que van a ir a la vigilia a dar clases públicas".

Y apuntó: "El reclamo no es solo por lo salarial sino además es por la infraestructura y los servicios. De puertas para afuera la escuela es lo mejor y para afuera no es tan así, las condiciones son deplorables. Tenemos baños que están rotos, más que nada el de hombres que siempre está tapado y hay olor, en las aulas hay techos rotos. Tampoco se cumplen leyes como la de Educación Sexual Integral"

"Estamos sin cursar, se nos atrasa el año. La verdad es que nos recibimos de técnicos nacionales y vamos a saber menos de lo que dice el título. Los chicos de la facultad pueden perder cuatrimestres o hasta el año. Es una situación difícil que a la larga nos afecta. Tenemos buena comunicación con secretaría académica y con los docentes que nos manifiestan que a la corta o a la larga las clases van a tener que volver a darse. Mientras tanto los acompañamos y nos movilizamos", señaló Olivares.

Por su parte, el director de la EIS, Mario Alliot aseguró: "Hoy por hoy no está la posibilidad de modificar el calendario académico en días de clase puesto que los exámenes están terminando el 28 de diciembre. Si corremos algo nos vamos con las mesas a enero. Si queremos hacerlo vamos a tener que ir con una propuesta ante la universidad junto con la escuela granja, la otra escuela media y la de nivel inicial".

Sobre las distintas posibilidades que podrían barajarse en el caso que continúen los paros, la autoridad describió: "Si, ahí tendríamos que tomar medidas. Mientras tanto es trabajar sobre supuestos porque si se resuelve la semana que viene el conflicto y podemos modificar el calendario o compactar los exámenes, todo eso lo vamos a poder hacer cuando termine el conflicto sino estamos en el aire. Mientras tanto los docentes están trabajando cada uno dentro de sus departamentos. Algunos estudiantes vienen y tienen clases, otros van leyendo desde el entorno virtual o se les envían correos electrónicos".

En relación al reclamo de obras y faltas en la infraestructura, se mostró en desacuerdo y argumentó: "Se están haciendo un montón de arreglos. Es una escuela grande y se va haciendo a traves de un programa de mantenimiento. El año pasado se terminó todo el recalce de los cimientos, es un trabajo que llevó dos años. Todo lo que se hizo por ejemplo en la iglesia de Guadalupe o en la casa de gobierno se hizo lo mismo acá junto con los desagües en los patios para que no filtre. Se hizo todo el trabajo para después comenzar a trabajar por encima de esas estructuras. Por ejemplo ahora a fines de octubre se comienza a trabajar en el área de construcciones y química con reparaciones completas. Se va a colocar aberturas nuevas, pisos y todo el mantenimiento del mobiliario".