Santa Fe
Domingo 11 de Marzo de 2018

"No se conoce a cuáles medicamentos tendrá acceso el jubilado a partir de abril"

Así lo anticipan desde la Confederación Farmacéutica Argentina. El convenio con la obra social Pami culmina en 20 días y provee de nedicamentos a 5 millones de personas.

"Entre la incertidumbre y el riesgo", así definió la Confederación Farmacéutica Argentina (Cofa) la entrega de medicamentos de Pami a sus afiliados. Es que a pocos días de concluir el convenio de prestación a los beneficiarios de la obra social, su continuidad está comprometida por la incertidumbre que surge de las negociaciones entre el gobierno nacional y la industria farmacéutica.

Desde el sector farmacéutico advierten que el escenario es uno solo: "No se conoce a cuáles medicamentos tendrá acceso el jubilado a partir de abril; no se conoce cuánto, ni cuándo pagará el PAMI las futuras prestaciones ni a quienes. No se conocen las condiciones que se les plantean a las farmacias para seguir atendiendo el convenio y por ende no se conocen cuáles farmacias seguirán atendiendo, no se conoce cómo ni quién realizará el servicio de auditoría y sistemas, tampoco si se pondrá al día con la deuda que incluye el mes de diciembre, no se conoce de qué manera se pagarán los servicios y prestaciones de lo que va del 2018 una vez que el actual convenio finalice".

Lo cierto hasta ahora es que las negociaciones entre el gobierno y la industria se vienen desarrollando sin resultados concretos y los mensajes que surgen de una parte y de la otra sobre su curso no son coincidentes.

"Demasiadas incógnitas para un convenio que termina en 20 días y provee de medicamentos a los 5 millones de argentinos con mayor demanda de atención sanitaria", advierte a través de un comunicado la Cofa. "Estos interrogantes le están siendo retaceados a los jubilados bajo el manto de una promesa, ampliamente difundida por los medios, de reducir el gasto por parte del PAMI, pero sin indicar cuáles serían las consecuencias concretas de ese ajuste en el acceso del jubilado a sus medicaciones", agrega.


A la espera de una respuesta oficial, los farmaceuticos recuerdan que el sector no es "formador de precios" y subrayan "el esfuerzo" que vienen realizando para sostener el servicio de Pami. "Mientras esto sucede en los más altos niveles de gobierno, las farmacias seguimos brindando el servicio farmacéutico a nuestros vecinos jubilados haciendo un mayúsculo esfuerzo en esta coyuntura para sostener la atención, aportando gran parte de nuestra ganancia para trabajar en el convenio, sufriendo como todos los argentinos el aumento del costo de vida y los gastos fijos y variables", destaca.