Ovación
Martes 26 de Septiembre de 2017

Noqueó a su rival con un violento zurdazo a la mandíbula

Fue en una de las peleas principales de Bellator 183, donde Aaron Pico anesteció a Justin Linn. Impactante

Ni bien lo golpeó, lo supo. Fue por eso que antes de que su rival se cayera al piso, Aaron Pico se hizo la señal de la cruz. Lo hizo en un claro agradecimiento a su Dios, pero también lo hizo para pedir piedad por Justin Linn, su contrincante a quien segundos antes había derribado con un gancho tremendo a la mandíbula.



La pelea fue en el marco de Bellator 183, en donde este californiano de 20 años mostró sus pergaminos y sus ganas de seguir creciendo en el ambiente de las artes marciales mixtas. "Esto fue un mensaje para todos los peleadores de esta división", dijo Pico en la conferencia de prensa tras el combate. Sus ganas de seguir progresando están bien latentes.



Embed


Esta fue la segunda pelea como profesional de Pico que en su debut había perdido frente a Zach Freeman en el Madison Square Garden, en New York. Esa pelea fue "vergonzoza" para el joven que fue noqueado en 24".

Pico indicó que ese combate lo hizo crecer. Señaló que volvió a ver miles de veces la cinta de su derrota y descubrió parte de sus flaquezas. Esta nueva victoria lo ponen de nuevo en carrera. Y también, lo hacen un luchador temible.


UNO Santa Fe - Toda Pasión