El alemán Sebastian Vettel, con Ferrari, se quedó este sábado con la pole position para el GP de Bahrein, que se correrá este domingo por la segunda fecha del calendario 2018 de la Fórmula 1. El vencedor del GP de Australia que abrió la temporada festejó la 51ª pole de su carrera para alegría de su equipo y decepción de su compañero, el finlandés Kimi Raikkonen, que parecía tenerla asegurada.

Vettel giró en 1''27"958 y relegó a Raikkonen por apenas 143 milésimas de segundo, mientras que desde el tercer puesto moverá el también finlandés Valtteri Bottas, quien con Mercedes cronometró 1''28"124 en su vuelta más veloz.

"La máquina estuvo perfecta todo el fin de semana, extraordinaria y cuando las cosas salen así es realmente un placer conducir", resumió el piloto alemán, aún cuando reconoció que "mañana será otra historia, pero soy optimista".

"Fue una sesión de clasificación demasiado tensa, sobre todo en mi primer intento en la última tanda. No estaba contento, pero por suerte pude hacer una segunda vuelta limpia", completó Vettel, ganador en Sakhir en 2012, 2013 y 2017. Las primeras dos victorias del alemán fueron con Red Bull y la última con Ferrari, cuando el GP de Bahrein ya se corría con luz artificial (así se implementó en 2014).

Por su parte el actual campeón, el británico Lewis Hamilton, fue cuarto con 1''28"220 pero caerá hasta el noveno puesto tras perder cinco por reemplazar la caja de velocidades de su W09 al final los ensayos libres del viernes.