Después de terminar su participación en el Mundial con la Selección Argentina, donde no dio declaraciones, lo cual generó un montón de especulaciones en cuanto a su futuro, Lionel Messi disfruta de sus vacaciones en uno de sus lugares preferidos: Ibiza.

Lo hace en compañía de su familia y, pese a que por momentos tiene mucha tranquilidad, a veces la pierde por lo que representa en el mundo. Ahora pasó un situación al menos poco habitual, ya que un grupo de fanáticos lo persiguió ¡hasta cerca de su lancha! Todo por una foto...