El astro argentino Emanuel Ginóbili expresó hoy que "cada partido puede ser el último" en referencia a sus 40 años, mientras se mantiene en la élite del básquetbol como escolta de San Antonio Spurs, en la NBA.

"A veces pienso que cada partido puede ser el último. Estamos a 11 partidos de terminar la temporada y si no te recuperas fácil de un golpe es difícil. Respiro hondo antes de cada partido, bajo las pulsaciones y valoro donde estoy porque ahora estoy en otro momento de mi vida", manifestó Ginóbili en diálogo con TyC Sports.

El escolta bahíense remarcó que las finales de la NBA en el 2013 entre San Antonio y Miami, con derrota por 4 a 3, cambiaron su manera de afrontar la carrera.

"Esas finales me pegaron un golpe, acepté esta realidad, lo aceptaba o me retiraba. La pasé mal y sufrí como un perro y después pensé que estaba jugando la final y que estaba sufriendo, entonces no me cerraba", indicó Ginóbili.

"De a poco fue cambiando mi cabeza y valoré las cosas, valoré el camino y no solo el hecho de llegar primero a la meta, eso me amargó la carrera, en ese momento, pero hoy con 40 años lo disfruto", apuntó el ex integrante del seleccionado argentino de básquetbol.

Ginóbili, campeón con San Antonio en cuatro ocasiones (2003, 2005, 2007 y 2014), fundamentó por qué se mantiene en el nivel más alto del básquetbol mundial:

"Me cuidé toda la vida. No salí mucho, no consumí drogas, no consumí alcohol, me alimenté bien, y tuve suerte porque si tenes una lesión como una rotura de tibia y peroné, después no sos el mismo".

"Manu", medalla de oro en los Juegos Olímpicos Atenas 2004, señaló que después de su retiro tendrá tiempo para disfrutar con su familia y luego verá si reanudará su vínculo con el deporte.

"Vamos a tener tiempo, y ¿qué más querés en la vida que tiempo? No tengo definido qué hacer después del retiro. Sí quiero disfrutar ese tiempo y después se verá. Si necesito ese desafío, esa competencia, se verá", señaló el escolta bahiense.

Ginóbili afirmó que le gusta su trabajo y que la motivación persiste en su instinto deportivo: "De los 82 partidos que hay, en cinco o diez estoy cansado o alguno no motiva tanto, pero después me gusta. Este año, a diferencia de los anteriores, surgió un nuevo desafío, de entrar a los play-offs; hay un equipo distinto y lo estoy disfrutando".

Emanuel Ginóbili, nacido el 28 de julio de 1977 en Bahía Blanca, se consagró como ídolo en San Antonio Spurs y es considerado como uno de los deportistas argentinos más importante de todos los tiempos.