Unión

Abdeneve, el crack de Unión que Colón perdió por una lluvia

Luis Abdeneve fue un crack como jugador, y se lució en Unión, aunque reconoció que se fue a probar a Colón y no pudo hacerlo por culpa de la lluvia.

Viernes 18 de Septiembre de 2020

“Antes, si no salías en El Gráfico o jugabas en la Selección, no te compraban de afuera”, dice convencido Luis Ramón Abdeneve, el crack que tuvo Unión, que reconoció que no se pudo probar en Colón producto de la lluvia. Si bien vistió las camisetas de Bolivar (Bolivia), Olimpia (Honduras), Atlético Bucaramanga (Colombia) y Herediano (Costa Rica), quienes lo vieron jugar, aseguran que era un mago dentro de la cancha, con un nivel para brillar en ligas importantes del exterior. Eran otros tiempos, donde no existían videos de YouTube para promocionar a un futbolista.

Su historia está marcada por muchas curiosidades. El primero en posar los ojos en él fue River, sin embargo jugó en Boca. También quiso probar suerte en Colón, pero terminó siendo ídolo de Unión.

Abdeneve nació un 18 de marzo de 1962, en Villaguay, y sus inicios en la carrera de futbolista no fueron fáciles. Arrancó en las inferiores de River, donde asegura que no disfrutaba lo que vivía. “El club me consiguió un trabajo para poder pagarme los estudios y la pensión donde vivía. Trabajaba en una carpintería, lijando y pintando botiquines para hospitales”, relató. Fue casi un año y medio de sacrificio y grandes necesidades. “Me fui porque podía rendir en el fútbol así”, se sinceró en los micrófonos de La Centra Deportiva (Cadena 3 Santa Fe 101.7).

El entrerriano, sin embargo, siguió detrás de su sueño y recaló en Santa Fe, donde el destino y el clima, lo llevaron a convertirse en un ídolo de Unión. ¿Por qué el clima? El protagonista lo contó: “Primero me fui a probar a Colón, pero no hubo prueba ese día porque llovió. En vez de volverme a Villaguay, me quedé en Santa Fe y me fui a probar a Unión. Dios me iluminó”.

Al entrenador de la tercera de AFA de la entidad rojiblanca, Luis Sauco, le alcanzaron tres prácticas para recomendarle al DT de la primera para que lo tenga en cuenta. Reynaldo Volken le hizo caso.

“Volken me dijo ‘te vamos a dar una pensión en calle Salta (entre 9 de julio y San Jerónimo), vas a comer en el club y te vamos a dar una beca, pero con la condición de que estudies. Para mí, era una fortuna, al lado de lo que me daban en River”, detalló.

Curiosamente debutó justamente contra Colón. “Yo hacía el servicio militar y había llegado para jugar en la tercera y me dijeron no te cambies, que vas al banco de suplentes de primera”, describió. Jugó los últimos 30 minutos y el Tate ganó 3 a 1.

Pese a su identificación con el Tate, Abdeneve sorprendió en la entrevista cuando se refirió al club sabalero. “El descenso de Colón en 1981 fue un golpe durísimo para los jugadores de Unión, porque nos quedamos sin lo más lindo que tiene la ciudad. La rivalidad existe, pero nos necesitamos”, reflexionó.

Abdeneve 2.jpg
Luis Abdeneve, junto a su nieto Román, reconoció que estuvo a punto de probarse en Colón antes de llegar a Unión.

Luis Abdeneve, junto a su nieto Román, reconoció que estuvo a punto de probarse en Colón antes de llegar a Unión.

El enganche no dudó en afirmar que su mejor momento lo tuvo en Platense. “Nunca salí tantas veces en El Gráfico, como en esa época”, aseveró el 10 que con la camiseta de El Calamar, le convirtió un golazo a Boca en la Bombonera que despertó los aplausos de la hinchada xeneize. Los simpatizantes de La Boca ya lo conocían, porque había jugado con la azul y oro en 1984. De hecho, participó de la peor derrota que tuvo Boca, el famoso 9 a 1 contra Barcelona en el Camp Nou. Pero para el volante tuvo un aliciente. “Abdeneve jugó solo”, declaró el Flaco Menotti después del encuentro. “Por lo menos no pasé desapercibido”, sostuvo.

Por último, con humor, se refirió a los rústicos de su época. “Eran rústicos pero jugaban muy bien”, aclaró al mencionar al Tolo Gallego y Mostaza Merlo. “Le pedían al árbitro que les deje pasar una patada y capaz que te dejaban afuera de la cancha 4 meses. Generaban respeto pero también miedo. ¿Sabés lo que era enfrentarlo a Passarella? La verdad no se lo recomiendo a nadie”, concluyó entre risas.


Fuente: Cadena 3

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario