Vasco da Gama oficializó hoy el traspaso del joven extremo Paulinho, una de las perlas más prometedoras del fútbol brasileño, al Bayer Leverkusen alemán.

"El atacante defenderá las próximas temporadas los colores del Bayer Leverkusen, uno de los principales equipos del fútbol alemán. El joven cerrará su primer pasaje por el club de Sao Januario a los 18 años tras disputar 35 partidos y con siete goles", señaló el club en un comunicado.

Paulo Henrique Sampaio Filho, de 17 años, es miembro la denominada Generación 2000, de la que también forman parte Vinicius Junior, del Flamengo y fichado ya por el Real Madrid, Lincoln, también del equipo más popular de Brasil y cotejado por diferentes clubes europeos, y Brenner, del San Pablo, entre otros.

Las cifras del traspaso no fueron divulgadas de manera oficial, pero medios locales calculan que se cerró por unos 20 millones de euros, de los que un 65 % irá a las arcas del conjunto carioca, que aún conservará un 10 % de los derechos federativos del futbolista.

Paulinho, previsiblemente, no volverá a vestirse con la camiseta del club donde se formó ya que se encuentra en pleno proceso de recuperación tras la cirugía a la que fue sometido en el codo izquierdo y que le mantendrá alejado de los terrenos de juego al menos hasta agosto.

Paulinho marcó dos goles en su primer partido como titular, se convirtió en el primer jugador nacido en el año 2000 en marcar en la liga brasileña y también en el más joven en anotar para el Vasco en la Copa Libertadores.

"Vasco da Gama desea suerte al jugador en su nuevo desafío con la certeza de que la 'Raíz Vasco' continuará viva. Deseamos que un corazón infantil más brille en el fútbol europeo y se vuelva referencia en la selección brasileña. Buena suerte", expresó el club.