Alexis Eberhardt tiene 18 años y es oriundo de San Carlos Norte. El tirador santafesino viene de cumplir una actuación consagratoria en los XI Juegos Odesur que se disputaron en Cochabamba, ya que consiguió tres medallas de oro.

Eberhardt habló con La Radio del Fútbol en Santa Fe (FM 96.7) sobre su gran tarea en Bolivia y reveló cuáles son las claves que lo llevaron a coronarse como uno de los mejores de Sudamérica. "Es un gran orgullo, a las medallas de oro las logré en tres categorías. Fue una gran experiencia, fue la primera vez en unos juegos de este estilo. Participé de Sudamericanos en Chile y Río de Janeiro, campeonatos en Europa, pero en juegos como estos, donde hay muchas competencias al mismo tiempo y se vive en villas olímpicas fue la primera vez".

Luego comenzó a detallar su desempeño en los Odesur, y contó: "La primera competencia fue rifle de aire individual donde se hizo una clasificatoria de 60 disparos, luego los ocho mejores pasaron a una segunda etapa donde es la final olímpica, como se la llama. Son tiros en series de cinco, con tiempo limitado, donde hay gente que aplaude, que genera una gran presión, allí terminé en el primer lugar".

Mientras que más adelante, agregó: "Luego participé en rifle de aire mixto, con Fernanda Russo de La Rioja, hicimos una clasificatoria de 40 tiros cada uno, los cinco primeros ingresaron a la segunda etapa. Clasificamos primeros y en la final también terminamos primeros con bastante diferencia de puntaje".

Pero no se quedó allí y narró: "Al día siguiente, participé en tres posiciones, carabina 22, a 50 metros, donde en la clasificación quedé segundo, son 40 tiros por posición de rodilla, tendido y pie. Entraron los ocho mejores, allí terminé segundo y en la final olímpica nuevamente terminé primero".

En tanto que manifestó también cómo se entrena para perfeccionarse en este deporte y expresó: "Practico en dos polígonos diferentes. En San Carlos Sud lo hago en rifle de aire, y en San Jerónimo Norte con armas de fuego, en calibre 22".

Su papá Alberto también tomó la palabra, ya que cumple un papel muy importante en el desarrollo deportivo de Alexis, y afirmó: "Alcanzamos un nivel tecnológico en los últimos tiempos y por eso los resultados que obtuvieron. El rifle de aire es propio, cuando se inició lo hizo con uno prestado y luego se pudo comprar su propio rifle que trajeron de Europa. Luego le prestaron una carabina para que empiece a aprender la técnica, sobre todo enfocado en tres posiciones. Luego quedó vacante una carabina que es propiedad de la Federación Santafesina de Tiro, y era el candidato justo para dicha carabina. Se pudo conseguir una culata actualizada a la época, precisa, con todas las regulaciones de primer nivel. Se armó la carabina y los logros fueron mejorando".

"Y ahora el doctor Gerardo Miño, de la ciudad de Casilda, tirador de la Federación y del Polígono de San Jerónimo Sur, tuvo la gentileza de prestarle su propia carabina, con un cañón mucho más nueva, pero con la misma culata. Y fue a competir, con los resultados que obtuvimos", agregó el papá del tirador santafesino.

Y volvió a tomar la palabra Alexis, quien afirmó: "Fue una gran emoción, esto es fruto del trabajo, del entrenamiento, la constancia, de la gente que nos apoyó, del Enard que nos patrocina en estos viajes. Quiero agradecerle justamente al Enard por el apoyo, a las Secretarías de Deportes de la Nacióin y la Provincia, a la Federación Argentina de Tiro, a la Federación Santafesina, a los Polígonos de San Carlos y de San Jerónimo, a toda mi familia, y mucha otra gente que me apoyó durante toda mi carrera"