Ovación

Alfredo Doldán, una marca registrada de El Quillá

Alfredo Laucha Doldán es uno de los emblemas de El Quillá, fue entrenador de su plantel superior y también de varios seleccionados de la USR

Domingo 04 de Abril de 2021

No hay dudas que Alfredo Doldán es todo un símbolo del rugby santafesino. Es una marca registrada del Club Náutico El Quillá, entidad en la que fue jugador y entrenador de su plantel superior, con el cual salió campeón en seis oportunidades, pero también un gran docente en el rugby infantil. A todo ello hay que sumarle que fue el head coach del seleccionado mayor y dirigente de la Unión Santafesina de Rugby.

El Laucha Doldán, ha marcado toda una época como entrenador de El Quillá, y por eso la intención de charlar con él se concretó en su casa ubicada en el corazón del barrio Candioti de nuestra capital, donde contó anécdotas y cuestiones vinculadas a la historia del rugby santafesino, que lo tuvieron como protagonista. Ex empleado del bromatológico, fue entrenador hasta 1981 cuando decidió abrirles camino a las nuevas generaciones, y en particular a Manolo Pagani, otro referente del Tiburón Lagunero.

"Este tema del coronavirus lo estoy pasando prácticamente encerrado, solamente salgo para ir al médico, y me escapé solamente tres veces para ir a misa. La paso como puedo, tengo dos chicas que me ayudan, me arreglan la casa, me hacen los mandados, y cuando ando jodido mal, son de suma utilidad" comenzó señalando Alfredo Doldán a UNO Santa Fe.

Laucha2.jpg
El Laucha Doldán en su rinconcito del rugby en su casa ubicada en el corazón del barrio Candioti de nuestra capital.

El Laucha Doldán en su rinconcito del rugby en su casa ubicada en el corazón del barrio Candioti de nuestra capital.

El referente ineludible del Club Náutico El Quillá manifestó que "el rugby no tengo tiempo de extrañarlo porque acá en mi rinconcito tengo todos los recuerdos juntos, y entonces lo tengo presente todo el tiempo. Igualmente, me he vine muy abajo orgánicamente, y un poco de haragán, porque estoy mirando todo el día televisión. Llegó un momento que no podía caminar, y ahora estoy con una kinesióloga que me está tratando, y eso me permitió de a poquito volver a caminar, que es lo que estaba necesitando".

En cuanto a cómo comenzó su vinculación con el rugby, el Laucha Doldán, describió que "yo jugaba al fútbol, me llamaron de Unión y de Colón, pero mi papá no me dejó. Entonces jugamos un partido entre nosotros en Ateneo, porque era alumno del colegio Inmaculada, y me fue a ver jugar. Después en la quinta de los curas, veo un tipo con una pelota de rugby, estaba con un muchacho y me preguntó si quería jugar. Me metí, y nunca más lo dejé, estamos hablando de los años 50. Siempre de medio scrum, jugamos un solo partido con Estudiantes de Paraná en cuarta división, y recuerdo que perdimos".

"En realidad comencé jugando en Farfa Juniors de Santo Tomé, con 16 años, y después fuimos a Excursionistas, estuvimos ahí un año y nos dijeron váyanse. Después empezamos en El Quillá, a principios de los años 60, nos lleva Saguati, que fue nuestro primer entrenador, hacía todo, era el dueño del club. Y ahí empecé jugando en cuarta, y estaba como presidente don Pedro A. Candioti" comentó el Laucha Doldán.

Laucha3.jpg
Doldán fue alumno del colegio Inmaculada, pero en el rugby dejó una huella imborrable en el Tiburón Lagunero.

Doldán fue alumno del colegio Inmaculada, pero en el rugby dejó una huella imborrable en el Tiburón Lagunero.

Su arribo al Tiburón Lagunero

"En el primer año no jugué, porque había muchos jugadores grandes, entonces dije no, y al segundo año ya sí, y al tiempo empezamos a salir campeones. Jugaba Julio González, que después se muere de un cáncer pobrecito. Ahí con gente del sur y otros que vinieron de otros lagos, armamos una buena primera, y salimos campeones seis veces seguidas. Al tiempo, me dan una cuarta división para que sea el entrenador" comentó el ex dirigente de la Unión Santafesina.

En relación a su paso a la función de entrenador, manifestó que "Héctor Saguati, era fotógrafo, y no tenía trabajo, entonces se va a Buenos Aires a probar suerte. Y ya los jugadores preguntaban a quién vamos a poner, y Saguati le dice, a nadie de afuera, y me designó entrenador, sin preguntarme. Con 20 años asumí como entrenador, estuve diez años, y obtuvimos seis campeonatos, uno Manolo Pagani, que fue quien me siguió cuando dejé de entrenar. Teníamos muy buenos jugadores, unos backs muy potentes, Pedro Bolcatto, el Ruso Eckardt, el Negro Lozano de apertura, después ya vino la Polaca Raúl Kreczmann. Eran todos unos toros, hicimos muchos tries. El rival de ese momento era Cha Roga, buenos jugadores, y yo que jugaba medio scrum, me querían golpear por el uso del pie que tenía".

Laucha4.jpg
Uno de los tantos planteles superiores del Club Náutico El Quillá con el que salió campeón varias veces como entrenador.

Uno de los tantos planteles superiores del Club Náutico El Quillá con el que salió campeón varias veces como entrenador.

El Quillá, su marca en el corazón

No hay dudas que hablar del Laucha Doldán es hacer referencia al Club Náutico El Quillá, por eso ante la consulta de que significaba para él esta querida institución, no dudó ni un segundo en explicar que "El Quillá es todo para mí, lo llevo en el corazón. Todo lo que ves en este cuarto, donde tengo tantos recuerdos, son relacionados al club. Estuve entrenando las infantiles, llegué a tener como 80 chicos. La decisión de no seguir con el rugby, un poco la decisión la tomé yo, porque si no tienen algunas inferiores para poder reponer jugadores, yo dejo, porque veía que no había caso. Llegó Manolo Pagani, pero se comenzaron a ir los jugadores a otros clubes.

"En el seleccionado fui entrenador mucho tiempo, por momentos con la gente de Entre Ríos, pero en su gran mayoría había jugadores de El Quillá. También había gente de Cha Roga, algunos de Paraná, pero con mi club teníamos unos diez jugadores, porque teníamos un buen equipo, y estuve como cuatro o cinco veces. En esas épocas el presidente de la USR era Ricardo Paraván, del cual guardo un grato recuerdo, un señor con todas las letras, y una gran persona. El profesor Roberto Moreno, hizo mucho por el rugby de Santa Fe, tenía voluntad para todo" comentó Doldán, exalumno del colegio Inmaculada, y muchas veces entrenador del seleccionado de la USR.

Laucha5.jpg
Casi una década el Laucha Doldán fue el entrenador del plantel de El Quillá, pero también condujo el seleccionado de la USR.

Casi una década el Laucha Doldán fue el entrenador del plantel de El Quillá, pero también condujo el seleccionado de la USR.

El rugby santafesino tiene muchos símbolos, pero no caben dudas que los tradicionales seven que organizaba la entidad del parque General Belgrano siguen en el recuerdo de todos aquellos que lo supieron jugar, tanto de nuestra ciudad, como de aquellos que lo han hecho desde otros puntos del país. "De los sevens de El Quillá me acuerdo de todo, porque estuvo al principio Lino, se fue del club enojado, y lo tuve que empezar a hacer yo, que no había hecho en mi vida nada. Se juntaban unos 600 o 700 jugadores, era una fiesta del rugby. Han venido grandes equipos, los mejores de Córdoba, Rosario y Buenos Aires, por ejemplo, el SIC; Banco Nación, pero nunca vino el CASI. Era una fiesta, el seven todo el mundo se lo acuerda".

Por último, contó una anécdota a cerca de dos próceres de El Quillá como son los hermanos Juan Manuel y Francisco Lassaga. "Los mellizos Lassaga eran el mal de El Quillá....(NdR: risas del entrevistado), eran unos grandes valores, venían y te apretaban en el hombro y te hacían ver las estrellas. Ellos se vivían riendo. Lo habían suspendido a uno, pero jugaban una semana uno, y otra semana otro. Porque eran igualitos, y no los podían reconocer. Lo jodían a Roberto Moreno, que también cumplía la función de árbitro, y hacía todo lo posible para detectarlos y ellos jugaban igual. Uno jugaba una semana y el otro la siguiente, era muy gracioso".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario