La sede de Racing Club, ubicada en Avenida Mitre 934, fue allanada este miércoles por orden de la Fiscalía N°4 de Avellaneda que investiga el delito de administración fraudulenta.

Al parecer, se sacó dinero de la institución por medio de facturas apócrifas y las sumas ascenderían a 600 mil pesos. La policía busca secuestrar los registros de las facturas emitidas.

La denuncia tiene al menos 8 años y fue realizada por Pablo Podestá, exvicepresidente de Racing y miembro de la comisión normalizadora, en la época de la gestión de Gastón Cogorno